Con la llegada de la primavera aparecen los primeros síntomas de alergia. Y estos son muy molestos a la hora de conducir, más aún si nos movemos en moto. Alrededor de 650.000 moteros tienen alergia al polen, lo que aumenta en un 30% el riesgo a tener un accidente.

Los síntomas más habituales son: estornudos; picor, lagrimeo y moqueo, tos y falta de aire, fatiga y cansancio, irritabilidad, depresión y somnolencia. Aquí te damos algunos consejos para montar en moto si tienes alguna alergia.

Consejos para pilotar con alergia 

Según un informe de la aseguradora AMV, el primero de los consejos es consultar los niveles de polen. En la web oficial de la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica), puedes mirar los niveles antes de empezar una ruta y así evitar problemas. También puedes tenerlo en tu móvil descargando la aplicación, en la que puedes consultar diferentes tipos de pólenes y así comprobar los niveles del que te afecta a ti directamente.

Tu casco te puede ayudar. La recomendación es utilizar un casco integral y si tienes uno modular, llevarlo cerrado. Además, debes tener la visera bajada y las entradas de ventilación cerradas. En el caso en que lleves el casco modular abierto, llevar una mascarilla FFP2 (que todos conocemos…) sería una buena idea.

Casco modular Astone Helmets RT1200

Utilizar gafas de sol te vendrá muy bien. Te sirven de barrera a la hora de que entren pequeñas partículas de polen en tus ojos. Si es la primera vez que lo haces, pruébalo antes de salir de ruta para comprobar que estás cómodo con el casco puesto.

Aunque puedas pensar que no, la hora tiene que ver. Las peores horas para circular son entre las 5:00 y las 10:00 horas, y por la tarde entre las 19:00 y las 22:00 horas. Durante estas franjas horarias la concentración de polen es mayor.

Finalmente, si sabes que sufres alergia, hay que tener en cuenta la contratación de un seguro de moto que incluya esta garantía. Poniéndonos en el peor caso, en caso de caída, los gastos de grúa y servicios médicos estarán cubiertos, gracias a esta póliza.

Si has notado que tienes estos síntomas y que debes seguir estos consejos, nuestra recomendación es que acudas al alergólogo para que te recete una medicación concreta para ti. No te automediques. Los antihistamínicos también pueden afectarte a la hora de coger la moto, ya que puede disminuir tu nivel de concentración, los reflejos y ocasionar somnolencia.

Con todo esto visto, toma tu medicación, sigue los consejos y a disfrutar de la ruta que hayas preparado junto a tu fiel compañera, la moto.