Ahora que estamos con la gasolina y el diésel por las nubes, recibir una multa sentaría aún peor que antes. Lo mejor es cumplir con las normas, aunque no está de más que siempre prestes atención a cualquier cosa 'extraña' que te puedas encontrar por la carretera.

Hablamos, por ejemplo, de un coche averiado en el arcén, pues aunque parezca algo mezquino, podría ser un automóvil camuflado con un radar. Tal y como puedes ver en la foto que encabeza esta noticia, esa situación sucedió en Madrid hace unos meses.

 

Antes de que eches pestes contra la DGT o la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico, hay que señalar que el vehículo se encontraba en una calle de la capital de España, en concreto en la de Embajadores, cuyo límite es de 50 km/h. Por lo tanto, ese Peugeot debería formar parte de la flota de la Policía Municipal de Madrid o de los Agentes de Movilidad. 

Si has pasado alguna vez por esa calle, sabrás que es una avenida amplia y recta, en la que ir a 50 km/h no es lo habitual, así que entendemos que el coche acumularía muchas sanciones en poco tiempo. 

No te pierdas el tuit que hay arriba, con vídeo incluido, del perfil SocialDrive, una comunidad que alerta sobre radares, accidentes, atascos y diversas incidencias en las carreteras.  

Galería: Actualidad y seguridad vial

Volviendo sobre el coche, a ese 508 también se le ha visto 'trabajando' en la carretera de Castilla, en dirección hacia la autovía A-6 y pasada la salida de la M-30. Si vives en Madrid o pasas habitualmente por esta zona, permanece muy atento.

Desde luego, no nos parece ético multar de esta forma, engañando a los conductores. Porque una cosa es no sancionar a aquellos que van más rápido de lo debido y otra, ir de 'caza' fuera de este modo.  

Bajo mi punto de vista, ya hay suficientes métodos para imponer sanciones (Pegasus, drones, furgonetas camufladas, radares de tramo...) como para tener que recurrir a acciones de este tipo. En fin, ojalá no tengamos nunca que volver a recordar noticias como esta.