Por muy potente que sea tu coche, tienes que respetar los límites de velocidad en cualquier país. Eso es así. Lamentablemente, algunos conductores no piensan lo mismo y se toman algunas libertades cuando viajan por el extranjero.

En Albania, mientras la policía realizaba un control de velocidad en una autopista, un Lamborghini Huracán y un BMW M4 Coupé pasaron por delante del radar (muy visible, por cierto) a 225 km/h y no se detuvieron. Aquí tienes el vídeo subido a YouTube.

Los conductores siguieron su camino pensando que nunca serían detenidos, pero por desgracia para ellos, la policía consiguió captarlos. Justicia divina...

Galería: Lamborghini Huracán EVO 2019

En concreto, otra brigada policial, situada a la entrada de la ciudad de Vlora, dio el alto a los dos coches y los conductores tuvieron que dirigirse a la comisaría más cercana para prestar declaración.

Curiosamente, tanto el Lamborghini como el BMW procedían de Suiza. Los dos hombres al volante eran de origen kosovar: el conductor del Huracán tenía 40 años y el del M4 Coupé, tan solo 37.

El primero recibió una multa de algo menos de 1.400 euros por exceso de velocidad, uso negligente del coche, conducción sin matrícula y resistencia a la autoridad. El segundo tendrá que pagar una sanción de 1.000 euros por los mismos motivos, excluyendo la conducción sin matrícula.

Según la revista Blick, ni el Lamborghini ni el BMW pertenecían a estos dos 'figuras'. De hecho, el superdeportivo italiano era de una empresa suiza de alquiler de coches en Schuebelbach, mientras que el coupé alemán estaba a nombre de una empresa de limpieza del cantón de Schwyz.

Este suceso nos recuerda a la escena del radar en Taxi 2. A continuación, tienes el vídeo con ese divertido momento. Tristemente, en ocasiones, la realidad supera a la ficción...