Por si no lo sabes, PlugVan es una compañía berlinesa especializada en módulos para furgonetas. El pasado mes de marzo, mostró una solución camper y ahora nos enseña una alternativa para convertir el vehículo en un taller sobre ruedas. 

La idea es básicamente la misma: puedes transformar una furgoneta normal en una especializada en poco tiempo. Para conseguirlo, se introduce el módulo necesario en la zona de carga.

El taller móvil se consigue en tan solo cinco minutos y resulta compatible con muchos modelos del mercado, como el Volkswagen Crafter, el MAN TGE, el Mercedes-Benz Sprinter, el Fiat Ducato, el Peugeot Boxer, el Citroën Jumper, el Opel Movano, el Renault Master, el Nissan NV 400, el Ford Transit (sin incluir la versión Custom) o el Iveco Daily. Este vídeo muestra la conversión:

El vehículo se puede usar para múltiples propósitos, gracias a que el módulo no se instala de forma permanente, sino que se guarda y sale de forma independiente. De hecho, una sola persona puede acoplarlo sin necesidad de herramientas.  

Como no es necesario modificar el vehículo base, el sistema es incluso adecuado para modelos de alquiler. Las dimensiones externas del módulo de taller son 2,09 metros de longitud, 1,88 de anchura (cuando se despliega) y 1,70 de altura.  

¿Qué nos encontraremos en él? En el siguiente vídeo puedes ver todos los compartimentos disponibles, así que, aunque no entiendas el alemán, deberías echarle un vistazo. 

Este módulo es personalizable, de tal modo que puedes configurarlo a tu gusto, mediante pequeños armarios, cajones y hasta con un banco de trabajo. Incluso se puede integrar una instalación eléctrica, que permite la carga de herramientas.  

Los módulos PlugVan se fabrican en Berlín. El específico de taller está disponible desde 8.890 euros, aunque sumando el IVA, sube a unos 10.500 euros. Desde diciembre, la compañía ya acepta reservas. 

Galería: Módulo de taller de PlugVan