Te damos una pista previa: se trata de un todoterreno clásico.

SVI, un especialista sudafricano en el blindaje de vehículos, acaba de presentar el MAX 3, su última creación, un modelo configurado para que los ocupantes vayan totalmente protegidos. No obstante, aquí la curiosidad es saber qué todoterreno se ha tomado como base.

No te alargamos más la duda: se trata de un Land Cruiser 79, perteneciente a la serie 70, que todavía sigue a la venta en el país africano. Desde luego, la llamativa transformación hace imposible adivinar el vehículo 'donante'...

Galería: SVI MAX 3, preparación de un Toyota Land Cruiser

El 4x4, que posee una enorme parrilla y descomunales ruedas, parece un vehículo de corte militar, con formas rectilíneas y muy marcadas. Las puertas traseras se abren en sentido contrario a la marcha, como en una limusina, con el fin de facilitar la entrada al habitáculo.

El SVI MAX 3 puede ofrecer una capacidad máxima para ocho pasajeros y está disponible tanto con el volante a la izquierda como a la derecha. Desconocemos la distancia libre al suelo, pero a la vista de las fotos, parece realmente notable. 

El coche ofrece protección balística B6, lo que significa que puede soportar una bala de 7,62×51 milímetros de un rifle de asalto como el R1 del ejército sudafricano, o una bala de 7,62×49 milímetros de un AK47. Los cristales miden 38 milímetros de espesor y el MAX 3 cuenta con planchas de acero para proteger la carrocería. 

SVI también ofrece una versión optimizada con blindaje de grado B7 y protección contra explosiones. En Sudáfrica, tener un modelo con tanto blindaje requiere obtener un permiso especial del gobierno local, y por lo general solo las empresas de seguridad o agencias gubernamentales registradas pueden obtenerlo.

Incluso hay una opción militar del MAX 3 que viene con soportes para una ametralladora y morteros. De auténtica locura...

Galería: Toyota Land Cruiser 70 y FJ Cruiser en los Emiratos Árabes Unidos

Para soportar el peso de la 'armadura', el vehículo dispone de una suspensión mejorada, respecto a la del Land Cruiser de serie, e incluye una barra estabilizadora trasera adicional. Además, los neumáticos son específicos, aunque el motor turbodiésel 4.5 V8 de 202 CV y el sistema de tracción no han variado. 

El precio del SVI MAX 3 comienza en 1,6 millones de rands sudafricanos (casi 87.000 euros al cambio actual) y la compañía puede entregar el pedido en un plazo de tres meses después de recibirlo.