Parece que los niños podrán ir al colegio, por mucho que nieve.

Hace algo más de un año vimos por primera vez el Torsus Praetorian, un autobús todoterreno (el único que conocemos, salvo preparaciones específicas) con capacidad para 35 pasajeros y unas cualidades off-road de primer orden, con 40 centímetros de altura libre al suelo y una capacidad de vadeo de hasta 70 centímetros, entre otras cosas. 

Ahora, no obstante, el Praetorian se convierte en un autobús escolar, pintado de amarillo, que está pensado para poder llevar a los más pequeños al colegio, a pesar de las condiciones del terreno o climatológicas, de manera que un día de nieve no evite las clases, por ejemplo.

Galería: Torsus Praetorian School Bus

Esta bestia, que hasta el momento estaba disponible como vehículo de transporte para zonas de obras remotas o minas, y también como vivienda todoterreno, tipo camper u overland, ahora está pensada, desde luego, para poder llegar al colegio más apartado.

Según Torsus, este Praetorian School Bus está pensado "para las rutas al colegio más duras del mundo", aunque quizá no sean los propios colegios los que están ubicados en lugares tan remotos (la mayoría), sino las viviendas de los alumnos.

Torsus Praetorian School Bus
Torsus Praetorian School Bus
Torsus Praetorian School Bus

En cualquier caso, el Praetorian recurre a un enorme motor 6,9 litros turbodiésel, de seis cilindros, que ofrece una potencia de 240 CV y, sobre todo, un impresionante par motor máximo de 925 Nm, nada menos.

Los cambios de esta versión escolar no se ciñen solamente al color amarillo de la carrocería o de las llantas, ya que la marca también ha añadido unos asientos tapizados en un material plástico protector, que los hace más duraderos y resistentes.

Torsus Praetorian School Bus
Torsus Praetorian School Bus

En total, este autobús puede seguir transportando a 35 niños, y por fuera llaman la atención, además de la decoración al estilo 'school bus' americano, los neumáticos todoterreno Michelin, la iluminación auxiliar LED sobre el techo, las protecciones o los pronunciados ángulos de ataque y salida.

Lo que no se conoce es el precio de esta máquina, ni tampoco su disponibilidad, ni en qué países se puede adquirir, pero suponemos que no será precisamente barato.