El modelo alemán fue un laboratorio sobre ruedas, además de batir varios récords.

Puede que el Mercedes-Benz C111 no te suene de nada, pero acaba de cumplir cinco décadas de historia y es uno de los modelos más importantes en la historia de la marca de la estrella. Hizo su debut en marzo de 1970, coincidiendo con la 40º edición del salón de Ginebra, como concept car, que hacía las veces de escaparate de una serie de tecnologías muy avanzadas.

El Mercedes C111-II solo medía 1,12 metros de altura y tenía una distancia entre ejes de 2,62 metros. Además, la carrocería estaba fabricada en material sintético, reforzado con fibra de vidrio, y quedaba atornillada al chasis de acero del vehículo.

Galería: Mercedes-Benz C111 Concept 1970

La velocidad máxima que alcanzaba era de 300 km/h, gracias al motor rotativo Wankel, que en la versión de cuatro rotores M950F desarrollaba 250 CV de potencia (el volumen de cada cámara era equivalente a 602 cm3). En la actualidad, sigue siendo uno de los vehículos que más interés despierta entre los aficionados a la marca y a los automóviles en general.

Los inicios

Desde el punto de vista técnico, el proyecto denominado C111 es famoso por la utilización del motor Wankel de cuatro rotores, un verdadero propulsor de competición. El desarrollo comenzó en el verano de 1969, bajo la dirección de Bruno Sacco y Josef Gallitzendörfer. En comparación con el modelo anterior, en el C111-II, mejoró la visión del conductor, gracias a las modificaciones efectuadas en los guardabarros, el techo y el capó.

Mercedes-Benz C111 Concept 1970

La segunda serie del coupé sufrió una revisión aerodinámica para optimizarlo. Los trabajos realizados en el túnel del viento, demostraron que la resistencia al viento se redujo en un 8%, en comparación con el primer C111. El interior del C111-II, por otra parte, destacó por su aspecto moderno y adelantado a la época.

Mercedes-Benz C111 Concept 1970

Giro del destino

El C111 se presentó como un "coche de ensueño", en el salón de Frankfurt de 1969. Después de este debut, el coupé naranja alemán también asistió a otras exposiciones como los salones de París, Londres, Turín o Chicago, por citar algunos de los más importantes. Sin embargo, hubo que esperar hasta marzo de 1970, para que el vehículo debutase en Ginebra como la versión mejorada del modelo original: el C111-II. Justamente, en estos días celebra su 50º aniversario.

Mercedes-Benz C111 Concept 1970

Tecnología de ensueño

En diciembre de 1970, un C111-II recibió un motor de combustión, con arquitectura V8 y 3,5 litros de cilindrada, con una potencia de 200 CV. Otro ejemplar único de la saga, fue un C111-II, de 1975: el chasis se fabricó mediante una compleja técnica. Una estructura en forma de sándwich formada por dos piezas de resina sintética, reforzada con fibra de vidrio de unos pocos milímetros de espesor, estaba soldada entre sí con espuma de poliuretano, para crear un material compuesto sumamente resistente.

Mercedes-Benz C111 Concept 1970

El Visio AVTR fue el heredero espiritual del C111 y muchos medios de comunicación de la época solo podían calificarlo como un 'coche de ensueño'. Este concept car propuso un conjunto de nuevas formas y colores, que sirvieron de inspiración para los futuros proyectos de muchos diseñadores.