Estilo retro, tecnologías modernas y soluciones inteligentes resumen el trabajo realizado en la furgoneta alemana.

Seguro que los que tenéis una furgoneta camperizada, estáis deseando que acabe el confinamiento para volver a disfrutar de ella. Para los que estén pensando en adquirir una después de que finalice la pandemia del coronavirus, aquí va una interesante propuesta, tomando como base un Mercedes-Benz Sprinter.

Se llama Flowcamper Max y es obra de la compañía alemana Vanufaktur, especializada en la preparación de vehículos camperizados con inspiración retro, pero equipados con la última tecnología del sector. 

Galería: Mercedes-Benz Sprinter camper: Flowcamper Max

Como su propio nombre indica, la furgoneta ofrece unas amplias dimensiones exteriores, que se reflejan en la habitabilidad interior. Dependiendo de la configuración elegida, se pueden acomodar entre dos y cinco personas. En este último caso, dos descansarían en la cama trasera de 185 x 130 centímetros, una en un módulo delantero y las otras dos en el techo elevable opcional.

El habitáculo parece cómodo y acogedor, gracias a un diseño inteligente de todos los componentes. Además de la cama posterior antes citada, destacan un retrete y una cocina con fregadero y dos quemadores integrados en una base deslizante, que se puede guardar. 

Debajo de ella, se encuentran una nevera y un congelador de 40 litros. Por supuesto, las plazas delanteras se pueden girar 180 grados para poder comer cómodamente en una pequeña mesa o, simplemente, descansar, leer o entretenerte con algún juego tipo Trivial.  

El espacio que hay bajo la cama está destinado a un depósito de agua dulce, con 50 litros en total, así como a una zona de carga (maletas, mochilas...). Según las especificaciones que solicite el cliente, el Flowcamper Max puede incluir un transportín para perros o incluso un módulo con varios cajones.

Mercedes-Benz Sprinter camper: Flowcamper Max

Por supuesto, no faltan un calentador de aire, una batería de 80 Ah (amperios-hora) y un inversor de corriente de 1.500 W, ideal para alimentar aparatos y accesorios donde no hay un punto de electricidad disponible.

Vanufaktur aún no ha publicado el precio oficial del nuevo Flowcamper Max, pero nuestros colegas especializados de NewAtlas indican que debería empezar en unos 60.000 euros para el modelo base. No os perdáis el vídeo adjunto porque, aunque las explicaciones son en alemán, permiten ver con más detalle todo el equipamiento de la furgoneta. ¡Qué ganas de salir al campo!

Fuente: Flowcamper