El mítico todoterreno británico sufre una magnífica transformación con un coste de 160.000 euros.

Como hemos dicho en muchas ocaciones, el mundo de las transformaciones da mucho juego y en este caso, le toca el turno a un todoterreno mítico como el Land Rover Defender.

El especialista en cuestión es Arkonik, una empresa con sede en Florida, Estados Unidos, que ha conseguido actualizar el aspecto de un Defender de 1992, para crear un vehículo ideal para surcar la arena de las playas. Algo sencillo, si tenemos en cuenta la dilatada experiencia de esta empresa, especializada en el todoterreno inglés.

Galería: Arkonik Reef D90

Arkonik se dedica a restaurar Land Rover Defender clásicos y, en su cartera de vehículos a la venta, ya ha comercializado más de 250 unidades confeccionadas a la carta, algunas de ellas acorde a los gustos de sus clientes. En este caso, hablamos del Reef D90, basado en un Defender corto, con motor 200Tdi, de 1992, con techo de lona y capacidad para seis ocupantes.

La carrocería, tal y como puedes apreciar en las imágenes, no ha sufrido grande modificaciones. De esta forma, sigue manteniendo una longitud de 3,88 metros, por 1,79 de anchura, con una distancia entre ejes de 2,36 metros.

La mecánica tampoco ha cambiado, tratándose de un bloque turbodiésel con 2.495 cm3, cuatro cilindros y una potencia de 107 CV y 255 Nm de par motor. La caja de cambios manual de cinco velocidades y el sistema de tracción total completan el plantel de un vehículo nacido para sortear las situaciones más complicadas.

Arkonik Reef D90

En el plano estético, los chicos de Arkonik han pintado la carrocería con un azul Sky Blue muy llamativo. La parrilla frontal, junto con varios elementos de protección metálicos, repartidos por varias zonas del exterior, completan una imagen todo lo moderna que se le puede pedir a un vehículo fabricado en 1992.

Las ópticas principales han sido sustituidas por unas más modernas de diodos luminosos, así como la suspensión, que corre a cargo de Arkonik. Las llantas de chapa de 16 pulgadas, en color blanco, junto a los neumáticos BFGoodrich All Terrain T/A KO2, completan el impresionante aspecto del todoterreno británico. 

Arkonik Reef D90

Sin embargo, es en el interior donde apreciamos unos acabados más cuidados. Comenzando por los asientos, tapizados en anilina Cracked Brown Leather, así como las dos banquetas posteriores.

El salpicadero también ha sufrido algunas modificaciones, como la inclusión de un sistema de infoentretenimiento firmado por el especialista Pioneer, con pantalla táctil y protocolo de conectividad Apple CarPlay.

Arkonik Reef D90

Antes de acabar, déjame anunciarte el precio de este vehículo. Arkonik lo tiene anunciado por 175.000 dólares (unos 160.000 euros aproximadamente). Es una cantidad considerable, pero a cambio, disfrutarás de un modelo clásico con un aspecto muy atractivo.

Fuente: Arkonik