Ahora, esta mecánica de gasolina supera los 400 CV.

ABT Sportsline, la compañía especialista en preparaciones de coches pertenecientes al Grupo Volkswagen, vuelve a ser noticia, en este caso, por incrementar la potencia del motor de gasolina 3.0 TFSI en los Audi A6, A7 Sportback y Q8.

La firma de Kempten consigue que esta mecánica turboalimentada V6, de 3,0 litros de cilindrada, pase de 340 a 408 CV. Igualmente, el par máximo aumenta de 500 a 550 Nm. Para lograr este nuevo rendimiento, se ha recurrido al kit ABT Engine Control que, entre otras mejoras, incluye una reprogramación de la centralita electrónica.    

Como suele ser habitual en ABT Sportsline, no se comenta nada sobre las nuevas prestaciones de los coches, sobre todo en lo concerniente a la aceleración de 0 a 100 km/h. No obstante, estamos convencidos de que los 68 CV extra restarán algunas décimas de segundo a esa maniobra. 

Además, la compañía alemana también comercializa un kit exterior para los tres modelos de Ingolstadt, así como nuevos acabados interiores. También está disponible una amplia gama de llantas de aleación y todas ellas se pueden visualizar a través del configurador online de la empresa.

Galería: Audi A6, A7 Sportback y Q8 de ABT

Antes de este trío de Audi, ABT Sportsline extrajo 240 CV al motor 2.0 TFSI del A1 Sportback, quedándose muy cerca de los 256 CV del A1 quattro. También el RS 3 Sportback ha pasado por las manos del especialista teutón, que ha logrado sacar 464 CV de la mecánica de cinco cilindros 2.5 TFSI.

Por último, el Audi SQ2 de ABT no entrega 300 CV, sino 350, gracias a las mejoras aplicadas en el propulsor 2.0 TFSI. Desde luego, quien tenga un Audi y quiera potenciarlo, debe contemplar las variadas opciones de ABT.