Definitivamente, el coche recuerda al Scala y muestra un volante con solo dos radios.

Skoda lleva un año realmente movido en lo referido a la ampliación de la gama, pero, como suele decirse, lo mejor está por llegar. Con ese dicho, nos referimos a la presentación del Octavia 2020, un evento que, probablemente, se producirá en noviembre o diciembre.

De este modo, la nueva generación se mostrará al público justo el año que celebra su 60 aniversario. Ya te hemos mostrado varios lotes de fotos espía e incluso un render creado por nuestros especialistas, pero las nuevas imágenes del modelo checo aportan aún más información.  

Son instantáneas de la carrocería familiar Combi, en las que, a pesar de los adhesivos falsos, como los de los faros, podemos intuir claramente cómo será el frontal definitivo del vehículo. Llevamos tiempo diciendo que se parecerá al del Scala y todo indica que así será. 

En cuanto a la zaga, los pilotos también están ocultos por pegatinas, pero podemos afirmar que se extenderán por el portón trasero, por primera vez en este modelo. En cuanto a las dimensiones exteriores, el Octavia 2020 podría crecer ligeramente, lo que redundaría en una habitabilidad aún mayor.   

Galería: Skoda Octavia Combi 2020, nuevas fotos espía

También resultan muy interesantes las fotos tomadas del habitáculo. La tendencia absoluta de digitalizar los interiores del vehículo también se aplica al Octavia, a través de dos pantallas, una para la instrumentación y otra, flotante, para el sistema de infoentretenimiento.

No obstante, el punto más curioso lo protagoniza el volante, formado únicamente por dos radios horizontales, prescindiendo del inferior en posición vertical. 

Por lo demás, el Skoda Octavia 2020 continuará asentado sobre la última evolución de la plataforma MQB, con la que, previsiblemente, se quitará algunos kilos de encima. En materia mecánica, no hay nada confirmado, aunque inicialmente esperamos motores de gasolina TSI y también de ciclo diésel TDI.

Más adelante, llegarán versiones electrificadas. Incluso, es posible que el próximo RS sea un híbrido enchufable, pero no nos adelantemos en el tiempo y vamos a ver qué nos cuenta Skoda en unas pocas semanas. 

Fotos: CarPix