14 minutos bien invertidos.

En el 40 aniversario del Mercedes-Benz Clase G, el fabricante alemán no quería dejar pasar la oportunidad de demostrar las capacidades del todoterreno, un automóvil con raíces militares, que ahora en muchos casos se utiliza como vehículo para moverse por asfalto, al igual que muchos de los pertenecientes al segmento SUV.

Según la marca, el Clase G puede ascender pendientes imposibles para otro tipo de vehículos, lo que hace que pueda llegar 'teóricamente' a cualquier parte.

Galería: Mercedes Unimog vs. Mercedes-Benz Clase G

También sacan pecho al presumir de que el 80% de los Clase G fabricados, todavía están en uso por carreteras y caminos de todo el mundo. Desde su lanzamiento, se han desarrollado unidades de todo tipo, desde las equipadas con el paquete deportivo AMG, hasta las modificadas para incluir 6 ruedas, repartidas en tres ejes.

Y para demostrar sus capacidades, lo han enfrentado al Mercedes-Benz Unimog, uno de los camiones todoterreno más completos del mundo y cuyo primer prototipo se remonta a 1946, mucho antes de que se empezara a pensar en la construcción del Clase G.

La producción en serie llegaría tres años después, ganando definitivamente la denominación 'Unimog' y dando lugar a un vehículo algo menos radical que el prototipo, pero también muy capaz frente a terrenos rotos alejados del asfalto.

En el vídeo, puedes ver dos vehículos muy diferentes es aspecto, pero que mantienen en su interior la esencia de un todoterreno puro.

Mercedes Unimog vs. Mercedes-Benz Clase G

Por ejemplo, el más grande de los dos, dispone de mecánicas turbodiésel, de entre 231 CV hasta 299 CV de potencia. Desde su lanzamiento, se han fabricado 350.000 unidades de este gigante alemán, cuya versión más popular es la denominada 'U'.

Por su parte, el Mercedes-Benz Clase G goza de una mecánica V8 biturbo de 4,0 litros de cilindrada y un rendimiento de 585 CV, en el caso de su versión AMG G 63.

Relájate y disfruta de este vídeo.