Koenigsegg One:1, Lamborghini Veneno, McLaren P1...

El domingo 29 de septiembre, Bonhams subastará en el Bonmont Golf & Country Club de Ginebra, Suiza, una asombrosa colección de superdeportivos confiscados a Teodoro Nguema Obiang Mangue, el hijo de Teodoro Obiang, el corrupto presidente de Guinea Ecuatorial. 

Los coches fueron incautados por las autoridades francesas y suizas en 2012 y 2016, en dos fases diferentes, como parte de una investigación sobre la malversación de fondos estatales en el país africano. 

Galería: McLaren P1 2012

En total, los interesados podrán adquirir más de 20 coches de máximo lujo, cuyo importe conjunto asciende a 12 millones de euros, aproximadamente. En esta selección, hay unidades realmente espectaculares y algunas particularmente exclusivas.     

Hablamos, por ejemplo, de un Bugatti Veyron, un McLaren P1, el híbrido enchufable LaFerrari u otro Ferrari de campanillas, el F12tdf. Pero más exclusivos aún son el Aston Martin One-77, limitado a 77 unidades, el Lamborghini Veneno Roadster, con solo nueve ejemplares, y el Konigsegg One:1, del que solo se hicieron siete unidades. 

En principio, el montante total superará claramente esos 12 millones, sobre todo si tenemos en cuenta que solo los dos últimos vehículos mencionados podrían estar cerca de esa cifra. De locura...

El conductor del evento será Mauro Contessotto, un experto en este tipo de ventas en Ginebra. Dos días antes, los coches se exhibirán junto una muestra de joyas, relojes y arte chino de Bonhams, así como de arte moderno y contemporáneo. Sí, la cita estará plagado de multimillonarios. 

En cualquier caso, lo mejor es que el todo el dinero recaudado se empleará en programas sociales para los habitantes más pobres de Guinea Ecuatorial. Parece increíble que alguien pueda haber tenido esta colección de vehículos, mientras miles de sus compatriotas pasan hambre...    

Fuente: Bonhams