Es el primero que se subasta tras su presentación oficial en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach 2017.

Ya sabemos que el Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake no es una novedad, pero lo que realmente es noticia es que una de las 99 unidades exclusivas de esta edición especial, con carrocería de corte familiar, ha sido subastada.

Cabe recordar que se fabricaron tiradas limitadas de varios Vanquish Zagato, concretamente 28 ejemplares de la versión Speedster, además de 99 de las configuraciones Coupé, Volante y de la citada Shooting Brake; esta última es la que luce el protagonista de estas líneas.

En este caso, la pintura de la carrocería es de color Lava Red (Rojo Lava), mientras que la del interior del Shooting Brake, acabado en tonos oscuros, se denomina Obsidian Black. Imaginamos que fue la configuración que eligió el comprador cuando reservó la unidad número 12 de 99.

Otras detalles que puedes apreciar en este deportivo son el techo panorámico en forma de T con doble burbuja, las cuatro salidas del sistema de escape, las pinzas de freno de altas prestaciones, la Z de color rojo bordada en los reposacabezas y las inserciones de fibra de carbono que podemos encontrar en la carrocería y el habitáculo.

Bajo el capó de este Zagato tan especial, se esconde el potente motor de gasolina V12, con 6,0 litros de cilindrada y un rendimiento de 590 CV. El par máximo que desarrolla es de 630 Nm y, con este bloque, la velocidad máxima homologada del coche llega a 330 km/h.

El comprador fue un hombre de origen francés, quien recibió el coche a finales de 2018 en el concesionario suizo Aston Martin Geneva. Por la razón que sea, le ha durado poco en el garaje, ya que decidió venderlo a través de la casa de subastas RM Sotheby's, en un evento que tuvo lugar en Villa Erba, Italia.

Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake

Finalmente, el martillo bajó en 511.250 euros, lo que significa que el vendedor perdió dinero con la inversión, ya que se estima que pagó alrededor de 700.000 euros por su Aston Martin Vanquish Zagato Shooting Brake.

No es una versión tan exclusiva como la Speedster, pero seguramente sí que es la más bonita de cuantas se pusieron a la venta.