El trabajo de transformación la ha convertido en una autocaravana a medida, con taller y almacén para bicicletas incluidos.

La vida en una furgoneta es un concepto cada vez más de moda. Los modelos camperizadas son una forma más de disfrutar de la naturaleza esos días de vacaciones que decides alejarte de tu domicilio. En este caso, el protagonista es el Dodge Sprinter 3.500 (en Europa, conocido como Mercedes-Benz Sprinter), diseñado de una forma muy específica.

Es el hogar de un amante de las bicis de montaña y propietario de una tienda de mtb, llamado Mike. Después de valorarlo, pensó que transformar su vehículo industrial en su hogar itinerante, le permitiría disfrutar de su pasión durante mucho más tiempo.

En el vídeo que acompaña a esta noticia descubrirás todos los secretos que esconde esta furgoneta camperizada, transformada a mano por el propio Mike y que esconde hasta un pequeño taller y almacén para sus bicicletas.

Galería: Dodge Sprinter camperizada

De entrada, este Dodge Sprinter 3.500, de 2004, fue adquirido de segunda mano por Mike. Le incluyó unos neumáticos con más perfil, para poder alejarse del asfalto y adentrarse por caminos. El diseño exterior, con vinilos, fue un diseño del propio Mike y un amigo de su tienda de bicicletas. De esta forma, esta furgoneta no solo sirve como hogar, sino también como taller móvil para sus 'mountain bikes'.

Al echar un vistazo al interior, vemos que gran parte del espacio está ocupado por una cama de matrimonio en posición elevada. El resto lo abarca una encimera que alberga la cocina. Enfrente, hay una pequeña mesa, que se puede transformar en un sofá cuando no se utiliza.

Al ser el hogar de Mike, apreciamos mucha ropa distribuida por diferentes zonas del habitáculo y podemos advertir hasta la presencia de un pequeño inodoro portátil. La furgoneta dispone de instalación de agua potable y electricidad, alimentada con un juego de baterías y tres paneles solares instalados en el techo.

En los meses de invierno, un calefactor alimentado por gasóleo, que extrae directamente del depósito de combustible, asegura una óptima temperatura interior.

Dodge Sprinter camperizada

Para los más observadores, diremos que el espacio debajo de la cama de matrimonio también está aprovechado. Como buen mecánico, Mike necesita un espacio para almacenar sus bicicletas y configuró la Sprinter con un lugar de trabajo y almacenaje.

Puede llevar dos bicis e incluye las herramientas necesarias en un buen taller, además de soportes para sujetarlas y una manguera para lavarlas, en caso necesario.

De esta forma, Mike ha conseguido aunar dos necesidades en una realidad: su hogar y su forma de ganarse la vida. Puede disfrutar de su pasión las 24 horas del día.
 
Fuente: The Lost Co., vía YouTube