A pesar de una presumir de una potencia similar, estos dos hiperdeportivos muestran una concepción bastante diferente.

No supone ninguna sorpresa encontrarse con una elevada cantidad de hiperdeportivos en una cita como el salón de Ginebra 2019. Al fin y al cabo, la electrificación permite alcanzar cifras de potencia más elevadas que con un propulsor de combustión convencional. 

En este artículo, vamos a centrarnos en el 'one-off' Bugatti La Voiture Noire y en el Koenigsegg Jesko, el sustituto del Agera RS, que con su nombre, honra a Jesko von Koenigsegg, el padre del fundador de la marca sueca, Christian. 

Según la firma francesa, La Voiture Noire está inspirado en el 57 SC Atlantic de la década de los años 30. Emplea la misma base que el Chiron, aunque cuenta con una carrocería más larga. Por el contrario, para desarrollar el Jesko, se ha empleado una nueva plataforma y, aunque recuerda ligeramente al Regera y al Agera RS, luce un diseño bastante personal. 

Por resumirlo en unas pocas palabras, el Jesko es "un avión de combate", como lo define la propia marca, mientras que La Voiture Noire muestra más elegancia y tiene una concepción menos extrema.

Galería: Bugatti La Voiture Noire

Las zagas de ambos dejan boquiabierto a cualquiera... con un estilo muy diferente. El Bugatti no tiene un enorme alerón fijo, pero el descomunal difusor y las seis salidas de escape son toda una declaración de intenciones. 

Por su parte, la trasera del Koenigsegg parece diseñada para dar lo mejor de sí en circuitos de velocidad. Al igual que sucede en el frontal, el representante sueco debería seducir más a un piloto que a un multimillonario.

Cabe recordar que el único ejemplar de La Voiture Noire le ha costado 11 millones de euros, más impuestos, a su desconocido dueño. En cuanto al Jesko, podrá adquirirse por cualquiera que pueda abonar su precio, aún desconocido.   

Galería: Koenigsegg Jesko 2019

Hemos dejado lo más jugoso para el final, el motor y las prestaciones. En el caso de La Voiture Noire, emplea el conocido bloque W16, con 8,0 litros de cilindrada y cuatro turbocompresores, que entrega 1.500 CV y 1.600 Nm de par motor. Esta mecánica asegura una velocidad máxima de 420 km/h y una aceleración de 0 a 100 en tan solo 2,4 segundos.

Por su parte, el Jesko monta un propulsor más pequeño, un 5.0 V8, con dos turbocompresores, evolucionado respecto al del Agera RS. Si se alimenta con gasolina convencional, entrega 1.280 CV, pero alcanza los 1.600, con bioetanol E85. Desconocemos la aceleración de 0 a 100 km/h, pero supera al Agera RS, que paraba el cronómetro en 2,6 segundos.   

Bugatti La Voiture Noire
Koenigsegg Jesko 2019

Antes de finalizar, cabe recordar que el Koenigsegg Agera RS batió al Bugatti Chiron en la maniobra 0-400-0 km/h. En el duelo, el francés completó el ejercicio en 41,96 segundos, mientras que al nórdico le bastaron 36,44. Por lo tanto, en una confrontación equivalente entre La Voiture Noire y el Jesko, probablemente, el vencedor sería el representante nórdico. ¿Cuál te comprarías?