El motor V12 de la firma italiana sigue en plena forma...

Poco a poco, el deportivo italiano sigue aumentando su leyenda. En esta ocasión, coincidiendo con el salón de Ginebra 2019, la firma boloñesa ha escrito una nueva página con el Lamborghini Aventador SVJ Roadster 2019. O lo que es lo mismo, una variante descapotable para la versión más potente del superdeportivo

Manteniendo la línea y la aerodinámica activa (ALA o Aerodinamica Lamborghini Attiva) de su hermano con carrocería cerrada, sigue apostando por la adopción masiva de fibra de carbono. Esta medida incluye la cubierta del techo, que declara apenas 6 kilos. 

Por supuesto, debe colocarse o retirarse a mano y puede guardarse en un espacio propio, que se encuentra en el maletero. Una medida para conseguir que el peso se quede en 1.525 kilos, apenas 50 más que el equivalente coupé.

770 CV de puro motor V12

Bajo el capó, al igual que sucede con Ferrari, Lamborghini sigue siendo una de las pocas marcas que ofrece un motor V12 atmosférico. En concreto, se trata de una mecánica de 6,5 litros de cilindrada, que entrega 770 CV de potencia y 720 Nm de par. 

Así las cosas, no tiene problemas para alcanzar los 350 km/h o para acelerar de 0 a 200... ¡en 8,8 segundos! Datos que se 'digieren' a través de un sistema de tracción total, la dirección a las cuatro ruedas LRS y la suspensión magnetorreológica LMS, con amortiguadores adaptativos. Respecto a la transmisión, es la conocida manual-pilotada con embrague robotizado ISR, de siete velocidades.

Construido como una edición especial, limitada a 800 unidades en todo el mundo, se convertirá en todo un objeto de deseo para los coleccionistas... que tengan 464.408 euros en la cuenta corriente.