Los cambios son bastante evidentes, tanto en la carrocería como en el habitáculo.

Para sorpresa de muchos, en 2010, Audi se introdujo en el segmento de los utilitarios con el A1. Su objetivo fue tener un representante Premium en un nicho de mercado que, por aquel entonces, crecía de forma exponencial. Ahora, le llega el turno a la segunda generación del vehículo, que se presenta con una carrocería más pasional y un habitáculo repleto de tecnología. No te pierdas esta comparativa visual con su antecesor, para comprobar todas las mejoras.

Cuestión de centímetros

Audi A1 2018 vs. A1 2015
Audi A1 2018 vs. A1 2015

Si sacamos la cinta métrica, apreciamos que el nuevo A1 es ligeramente más largo, 6,0 centímetros, hasta alcanzar los 4,03 metros. También es un poco bajo, 1,0 centímetros, quedándose en 1,41 metros, mientras que la anchura, 1,74 metros, permanece sin variación.

Estas cotas le sitúan en paralelo a sus 'primos', el Volkswagen Polo y el SEAT Ibiza, con quienes comparte la remozada plataforma modular MQB A0.

Mayor impacto visual

Audi A1 2018 vs. A1 2015
Audi A1 2018 vs. A1 2015

Si me permitís la expresión, el Audi A1 2018 resulta más masculino que antes, fruto de un frontal con líneas más angulosas y un paragolpes bastante contundente. También los faros muestran mayor personalidad y, en el caso de las variantes S line, se añaden pequeñas aberturas, situadas encima de la parrilla Singleframe.

Perfil más poderoso

Audi A1 2018 vs. A1 2015
Audi A1 2018 vs. A1 2015

Los cambios estéticos son aún más evidentes en el perfil del A1 2018. Para la ocasión, se ha optado por un pilar C más grueso, con el que el coche gana 'músculo'. Asimismo, las nervaduras que recorren las puertas están mucho más marcadas.

En general, desde esta vista, se percibe claramente un coche menos redondeado que antes y con unas formas mucho más angulares, como mandan los cánones actuales.  

Zaga más pasional

Audi A1 2018 vs. A1 2015
Audi A1 2018 vs. A1 2015

Al igual que en el resto del coche, los diseñadores de Audi se han desprendido de las líneas suaves en la zaga, por otras más 'duras'. Para corroborarlo, basta observar los pilotos y el paragolpes.  

En la parte práctica, hay que destacar la notable mejora de espacio en el maletero. La ganancia es francamente abismal, pues se añaden 35 litros extra para el equipaje, llegando a 335. Si se abaten los asientos traseros, la cifra resultante alcanza los 1.090 litros, 170 más que en el A1 saliente.  

Bienvenido al futuro

Audi A1 2018 vs. A1 2015
Audi A1 2018 vs. A1 2015

Por tamaño, el Audi A1 2018 es contenido, pero eso no impide que disfrute de tecnologías que se encuentran en el nuevo A8, el buque insignia de la gama. Nos referimos a la instrumentación digital Audi virtual cockpit o a un sistema de infoentretenimiento integrado en la consola central, con pantallas táctiles de 8,8 y 10,1 pulgadas.

Además, tal y como suele suceder en los modelos del segmento B, el habitáculo se puede personalizar con inserciones de determinados colores. Desde luego, la mejora resulta palpable al instante...

Solo motores TFSI

En el momento del lanzamiento, a finales de año, el utilitario Premium únicamente podrá escogerse con motores turboalimentados de gasolina TFSI, de tres y cuatro cilindros. Las tres opciones cubican 1,0, 1,5 y 2,0 litros, mientras que la horquilla de potencias oscila entre los 95 y los 200 CV... hasta que llegue el futurible S1 Sportback, que podría rondar los 250 CV, según apuntan diversos medios. 

 

Más información del Audi A1 2018:

Galería: Audi A1 Sportback 2018