El título de Codemasters, el oficial del World Rallycross, dará la oportunidad de conducir un coche real del campeonato, al ganador de su primera competición internacional de eSports.

La conocida expresión 'Muerde el polvo' no podría tener mejor escenario que DiRT 4, el que, hasta ahora, es el último título de rallies de Codemasters. El videojuego, que mezcla simulación y arcade, ha sido desarrollado en colaboración con Petter Solberg, bicampeón del mundo de World Rallycross y referente de los rallies a nivel mundial. 

En una combinación casi perfecta, el jugador puede elegir entre modo Simulación y modo Jugador, para adaptar las reacciones de los vehículos a su nivel de experiencia. Envuelto en una banda sonora que llega a poner la piel de gallina, DiRT 4 hace las delicias de los aficionados al todoterreno, con más de 50 vehículos, que van desde los históricos de rallies hasta las camionetas estadounidenses. 

DiRT 4

Pero el protagonismo principal de esta cuarta entrega del clásico de los rallies es su etiqueta de videojuego oficial del FIA World Rallycross. La disciplina cuenta cada vez con más adeptos, hasta tal punto que Peugeot ha centrado su programa deportivo, tras su salida del Dakar, en ella. 

Las carreras son breves, entre 4 y 6 vueltas, en circuitos cortos y mixtos de asfalto y tierra. Todo competidor tiene la obligación de utilizar su vuelta 'Joker' (tiene mayor longitud que un giro normal, gracias a un desvío del trazado), al menos una vez en carrera. Se corren cuatro mangas de clasificación, antes de que los mejores afronten las semifinales y la final. Todo, con coches que superan los 600 CV. ¡Casi nada!

Gracias a esta asociación, esta semana presentaron el nuevo DiRT World Championship online, que arrancará el próximo lunes 19 de febrero. En este campeonato, los participantes lucharán por tener la oportunidad de pilotar un RX, en el festival Speedmachine, en Silverstone, a finales de mayo.

DiRT 4

Descubre el nuevo DiRT World Championship:

Además, cuenta con tramos de rallies tradicionales en cinco localizaciones diferentes (quizás, esta escasez de diversidad es una de las notas discordantes) y la posibilidad de crear tus propios recorridos, en dichos escenarios, con la herramienta Crea tu circuito. Del mismo modo, tiene un apartado de gestión de equipo, en el que podrás ponerle tus colores a los coches de tu garaje, contratar personal, mejorar tus instalaciones y fabricar piezas nuevas para tus vehículos.

Por supuesto, como no podía ser de otra forma, los coches sufren daños bastante realistas, que tendrás que reparar al final de cada etapa (y que costarán dinero, si corres con tu propio equipo y no de invitado). 

Jugabilidad, sobresaliente 

Uno de los aspectos que más sorprende, sobre todo si lo comparamos con el videojuego oficial del WRC 2017, es la dinámica de los coches, más precisa y con reacciones más predecibles, tanto en terreno mojado como en seco. Si te pones a los mandos de uno de los kart cross disponibles, notarás el salvaje empuje del motor, con sus chasis ligeros. Y cuando conduzcas una de las camionetas estadounidenses, tendrás que ser muy delicado con la dirección.

Otros videojuegos en Motor1.com:

Un detalle que agradará a los más aficionados es la necesidad de llegar hasta la caseta de comisarios, una vez cruzada la meta del tramo, y detener tu coche para la revisión. 

Y, por supuesto, el modo carrera te irá haciendo crecer como piloto, desde un tramo de rally local hasta los campeonatos más internacionales. 

Si aún no conoces el mundo del Rallycross, quizás DiRT 4 sea la mejor opción para empezar y disfrutar de las alocadas y divertidas carreras de esta especialidad. Y si no, pasarás un buen y competitivo rato de todas formas. 

Fuente: Motorsport.com

Galería: Videojuego DiRT 4