Tres motos y otros tantos amigos con una sola idea: pasar diez días en el desierto del Sáhara, con motos, tiendas de campaña y vehículo de apoyo.

A priori, resulta un plan perfecto, ¿verdad? El problema radicaba en que no podían ser unas motos cualquiera, de las muchas que ya existen para ese tipo de terreno, sino tres mastodónticas Harley Davidson.

Harley-Davidson Desert Wolves by El Solitario

Creación del preparador español 'El Solitario' 

Las tres Desert Wolves fueron fabricadas de nuevo desde cero, específicamente para esta aventura, partiendo de la Harley-Davidson 1200 Roadster. ¿El encargado del reto? El afamado constructor y preparador de motos gallego David Borrás, conocido mundialmente bajo el sobrenombre de ‘El Solitario’.

Convertir unas motos principalmente urbanas en unas máquinas que puedan sobrevivir a los rigores del Sáhara, no es tarea fácil. Pero esto es exactamente lo que ha hecho ‘El Solitario’. Partiendo de un modelo de estilo deportivo en la gama Harley y con un increíble potencial dentro del mundo de la customización, David vio claro que era el modelo perfecto para su proyecto de Desert Wolves.

Harley-Davidson Desert Wolves by El Solitario

Suspensiones Öhlins con procedencia automovilística 

Algunas de las transformaciones fueron fáciles de realizar, otras no tanto. La suspensión fue lo más difícil de conseguir, pero David encontró la solución, acudiendo directamente al legendario fabricante sueco Öhlins.

En el caso de la horquilla invertida, fue sencillo ajustar los niveles de las válvulas y de la amortiguación, pero se necesitó más trabajo para reemplazar los amortiguadores traseros. La combinación de longitud de carrera y el peso de la moto, para un entorno off road, era un reto que nunca antes se había planteado a los afamados técnicos de Öhlins Race Division.

Finalmente, usaron las especificaciones de los amortiguadores de vehículos todoterreno de cuatro ruedas, para obtener el resultado perfecto.

Harley-Davidson Desert Wolves by El Solitario

Accesorios de las mejores marcas del mercado

De hecho, todo el trabajo de customización de estas motos es el resultado de una colaboración conjunta. Así, Bark Busters ha diseñado los protectores manuales de fibra de carbono. Kineo ha fabricado las llantas de radios, de 19 pulgadas, calzadas con neumáticos Dunlop flat-track, para mantener una velocidad considerable en pistas de arena. SC Projects ha ideado el sistema de escape en color negro mate 2-1. Y, por último, ISR ha personalizado los discos de freno y Kriega es responsable de la fabricación de las maletas.

Corre una expresión en los círculos de la customización de motos que dice así: "Si se ve bien, está bien". En el caso de las singulares Harley-Davidson 1200 Roadster Desert Wolves, no hay nada más que decir.

Las motos, una vez terminado su periplo, se exhibieron ante al numeroso público que acudió al festival Wheels & Waves, de Biarritz, donde causaron la admiración de los asistentes. 

Otras noticias relacionadas en Motor1.com:

Forma parte de algo grande