Acabando prácticamente el mes de marzo, en esta sección, no podía faltar la icónica figura femenina de Dorothy “Dot” Robinson.

Hoy vamos a repasar la vida de Dot Robinson, a la que en Estados Unidos se considera como la primera mujer motorista. Además, también fue cofundadora del motoclub Motor Maids, reconocido por la AMA (American Motorcyclist Association).

Dot Robinson nació en 1912 y realizó su primer viaje de vuelta a casa desde el hospital, tal como lo habían hecho sus padres para llegar al centro médico, en un sidecar Harley-Davidson. Su padre, James Goulding, era piloto amateur en Australia y también trabajó en las antípodas, diseñando sidecars antes de mudarse a Michigan, en 1918, para abrir su propio servicio oficial Harley-Davidson.

Dot Robinson

Dot medía sobre 1,60 de estatura, pero se las arreglaba bien para conducir motos y a los 18 años ganó la carrera de resistencia de 100 millas de Flint. En 1931, a la edad de 19 años, conoció a quien sería su marido, mientras trabajaba en la parte trasera de la tienda de su padre.

Earl Robinson la cortejó de la misma forma que todos lo hemos hecho alguna vez, es decir, yendo a menudo a la tienda para verla con la excusa de comprar piezas. Juntos lograron varios records en viajes de costa a costa sobre una moto con sidecar, el primero de ellos en 1935, con una marca de 89 horas y 58 minutos, entre Los Ángeles y Nueva York (Earl había logrado el récord de 77 horas viajando solo en su camino a Los Ángeles). Dot Robinson también participó en la categoría de sidecar en el enduro de Jack Pine, a partir de 1934, logrando la victoria en la categoría en 1940, con su marino como pasajero.

Arthur Davidson, fundador de Harley-Davidson, prestó a los Robinson el dinero necesario para comprar la tienda del padre de Dot y abrir su concesionario H-D en plena depresión, pero pronto se expandieron y se mudaron a Detroit. Firmemente convencida de la igualdad de capacidad entre hombres y mujeres, Dot ejerció una fuerte presión sobre la AMA para que le permitiesen competir en eventos nacionales de resistencia; se convirtió en la primera mujer en conseguirlo.

A finales de los años treinta se alió con Linda Dugeau en la tarea de reclutar mujeres para el motoclub Motor Maids, el primero íntegramente femenino que fue reconocido por la AMA. Durante la Segunda Guerra Mundial, trabajó como mensajera para un contratista de Defensa; esa resultó su contribución en la contienda. Al finalizar el conflicto volvió a competir e incluso volvió a vencer en su categoría de la Jack Pine en 1946.

Dot Robinson

Dot no bajó el ritmo en los años siguientes, aunque en esa época fuera aumentando la familia. En la década de 1950 hizo famoso su equipamiento de color rosa en respuesta a la proliferación del color negro que empleaban los hombres y también pintó su moto a juego. Dot y Earl ya eran abuelos cuando decidieron vender su tienda y retirarse en 1971, pero todavía seguirían otros 25 años conduciendo motos. Se estima que, durante su vida, Dot recorrió más de 2 millones de kilómetros, considerando que celebró el primer millón en 1968.

Earl falleció en 1996 y desde unos años antes ya no podía montar en moto, pero sí acompañó a Dot como pasajero del sidecar. Dot continuó montando en moto hasta 1998, cuando a la edad de 85 años una operación de rodilla le hacía más difícil subir y bajar de su moto; falleció sólo un año después. La AMA le dio un lugar en su salón de la fama en 1998 y su Harley-Davidson de color rosa se expone en el museo de la marca en Milwaukee.

Otros motoristas que también deberías conocer: