El deportivo de la firma de Sant'Agata Bolognese incrementa la potencia y estrena dirección a las cuatro ruedas.

La llegada del nuevo año nos ha dejado alguna sorpresa destacada, como el nuevo Lamborghini Aventador S 2017. Un superdeportivo con una mecánica V12 atmosférica, que aumenta la potencia hasta los 740 CV, y una aerodinámica y suspensión específicas. Además, incorpora como principal novedad la dirección a las cuatro ruedas. En definitiva, el sustituto ideal al Aventador que vio la luz en 2013.

2017 - Lamborghini Aventador S

Lamborghini Aventador S 2017: crece en longitud

En términos de diseño, el nuevo frontal luce un spliter de mayor tamaño y dos tomas de aire específicas, que ayudan a dirigir el flujo que llega a las ruedas delanteras, al tiempo que mejoran el coeficiente aerodinámico y canalizan mejor el aire que refrigera el motor.

En la zaga, los elementos más significativos son el difusor que, opcionalmente, puede estar fabricado en fibra de carbono, la triple cola de escape ubicada en posición central y el alerón trasero, que ofrece tres posiciones, según el modo de conducción seleccionado o la velocidad a la que circulemos.

Respecto a las dimensiones, la carrocería ahora alcanza una longitud de 4,79 metros, por 2,03 de anchura y 1,14 de altura. Eso significa que es 17 milímetros más larga que la anterior generación, debido a los paragolpes específicos, el carenado inferior y el difusor posterior.

Culto a la tradición

En el plano mecánico, el modelo italiano sigue apostando por una mecánica de gasolina, con arquitectura V12, aspiración atmosférica y una cilindrada de 6.498 cm3. Incrementa la potencia hasta los 740 CV a 8.400 rpm y disfruta de un par motor de 690 Nm a 5.500 vueltas.

Adopta una caja de cambios manual pilotada con embrague robotizado, la misma que equipa el Aventador SV. Se ha revisado la electrónica para mejorar la precisión en la transición entre marchas. También se ha mejorado la puesta a punto del sistema de tracción integral y del control electrónico de estabilidad.

2017 - Lamborghini Aventador S

El sistema de frenos incorpora discos carbocerámicos con un diámetro de 400 milímetros, en el eje delantero, y de 380, en el trasero. Las llantas de aleación son de 20 pulgadas, delante, y de 21, detrás. Según el fabricante, el Aventador S es capaz de pasar de 100 km/h a 0 en solo 31 metros.

Las prestaciones, como te puedes imaginar, resultan estratosféricas. La velocidad máxima llega a 350 km/h y es capaz de pasar, de 0 a 100 km/h, en solo 2,9 segundos. Como sucedía en su antecesor, equipa el sistema de parada y arranque automáticos del motor stop-and-start, así como uno de desconexión selectiva de cilindros. La suma de ambos dispositivos, entre otros aspectos, asegura una cifra de consumo, en ciclo mixto, de 16,9 litros cada 100 kilómetros.

Lamborghini Aventador S interior

Otra novedad está representada por el control dinámico de la conducción que, ahora, incluye un cuarto modo, denominado EGO, que se une a los conocidos: STRADA, SPORT y CORSA. Al seleccionar cada uno de ellos, el conductor percibe la información de un modo diferente a través de la nueva pantalla digital del sistema de infoentretenimiento. En opción, el cliente puede elegir un atractivo sistema de telemetría, especialmente útil para rodar en circuito.

 

 

El Lamborghini Aventador S ya está disponible, con un precio que parte de los 285.555 euros, sin contar los impuestos correspondientes.

Forma parte de algo grande