Lamborghini protagonizó su primer intento hacia la electrificación en 2014 con el prototipo híbrido Asterion, pero no fue hasta principios de este año cuando presentó su primer PHEV de producción, el Revuelto, con nada menos que 1.015 CV combinados a partir de un motor V12 y tres unidades eléctricas.

El próximo año, la marca del toro presentará el reemplazo del Huracán y la actualización del Urus, ambos híbridos enchufables. Por su parte, el Lanzador 100% eléctrico se mostrará en 2028 y, un año después, en 2029, la segunda generación del Urus también carecerá de motor de combustión.

Pero, ¿qué pasará con los superdeportivos de la casa? Lamborghini aún tiene que decidir si sus motores de combustión durarán hasta la década de 2030. En declaraciones a Autocar, el presidente y CEO de la marca, Stephan Winkelmann, afirmó que la compañía va a esperar a ver si los combustibles sintéticos pueden salvar el motor de combustión interna o no.

Primera prueba Lamborghini Revuelto 2024

Es más fácil mantener la combustión

Al respecto, existen algunas incertidumbres importantes, ya que no está claro si los gobernantes aceptarán los e-fuels a nivel mundial y si habrá producción suficiente para satisfacer la demanda.

Winkelmann aseguró que "sería un paso más fácil para nosotros" mantener vivo el motor térmico y alimentarlo con combustibles sintéticos en lugar de instalar motores eléctricos y una batería.

No obstante, también cree que llegará un momento en que los eléctricos deportivos serán más ágiles que los de combustión equivalentes al aprovechar la densidad de energía mejorada de la batería, que provocaría unas baterías más pequeñas y, por lo tanto, menos pesadas. 

Electrificación gradual

En definitiva, Lamborghini no tiene prisa por eliminar gradualmente el motor de combustión de sus deportivos. De hecho, su primer hipercoche eléctrico tardará bastante en llegar, ya que el Revuelto tendrá un ciclo de vida de ocho o nueve años, al menos. 

Porsche, que forma parte del Grupo Volkswagen como Lamborghini, es la marca que más está trabajando en la producción de combustibles sintéticos, con el fin de que sus clientes puedan mantener y conducir sus vehículos el mayor tiempo posible.