¿Quién es Andy Carlile? Muchos sabrán que estableció un récord de vuelta rápida en Nürburgring con una Yamaha R1 de 2005, homologada para carretera, en el año 2012. Lo logró con un tiempo de 7'10", 20 segundos menos que la anterior plusmarca.

Para añadir más mérito al asunto, conviene recordar que la R1 utilizada era un ejemplar accidentado, que Andy reparó después de adquirirla. Es decir, no se trataba de una unidad nueva o preparada para tal fin.

Por si no lo sabes, Carlile lleva años trabajando en el trazado alemán. En 2012, calculó que había dado más de mil vueltas a la variante Nordschleife. Dado que estamos en 2021 y sigue 'currando' allí, suponemos que ha completado miles de giros más desde que estableció el récord.

 

Si quieres ver cómo se desenvuelve Carlile, no te debes perder el vídeo adjunto, en el que completa el trazado germano a los mandos de una R1... con la pista mojada. La única ayuda que tiene son unos neumáticos Dunlop de competición para lluvia. En los primeros compases de la grabación te va a quedar claro su gran habilidad y su profundo conocimiento del trazado. 

Para que te hagas una idea de cómo estaba el asfalto, la web Nürburgring Bridge to Gantry explicó que llovió a cántaros durante más de una hora antes de esta vuelta. Ahora bien, si has visto algún tipo de carrera en mojado, probablemente seas consciente de que algunas partes de la pista pueden estar más encharcadas que otras.

Incluso con un juego de neumáticos de carreras, los diferentes niveles de humedad afectan notablemente al agarre. De hecho, muchos de los mejores pilotos de la historia se han caído en este tipo de condiciones.

Galería: Yamaha R1 y R1-M 2020

Las trazadas de las carreras en mojado acaban siendo bastante diferentes de las que podrías hacer en la misma pista en seco, en parte porque quieres mantener tus neumáticos mojados. Al fin y al cabo, están hechos para eso y es así como funcionan mejor.

De todos modos, la vuelta de Carlile que se muestra aquí fue la segunda de su sesión. Se puede ver que, efectivamente, algunas zonas de la pista están totalmente empapadas mientras que otras se están secando. Es complicado gestionar ambas cosas, pero Carlile consiguió mantener siempre la moto bien controlada. Puede que tengas el corazón en la garganta todo el tiempo, pero no te deberías perder esta grabación...