El habitáculo del modelo francés gana en elegancia.

El Alpine A110 ha sido uno de los modelos que más repercusión ha tenido en los últimos meses. La acogida por parte del público también ha sido buena y el fabricante galo no ha dudado en presentar una versión más poderosa y atractiva: el A110S. No obstante, como todo en la vida, siembre existen claroscuros y algunos detractores del modelo francés le achacaban un interior poco refinado. Es probable que el especialista Carlex Design haya tenido en consideración este aspecto, si tenemos en cuenta su último trabajo, con el que consigue transformar el habitáculo del A110.

Galería: Alpine A110 by Carlex Design

Si nos fijamos en las imágenes, el interior del modelo galo ha sufrido una transformación integral. El preparador polaco ha recubierto muchas partes del interior con cuero blanco. Este color principal contrasta con el azul, el tono característico de Alpine, que encontramos en los paneles de las puertas y en las alfombrillas. Los más atentos, también habrán advertido que el hilo que se utiliza para coser el cuero también es de color azul o que la parte superior del cuadro de instrumentos luce un acabado en fibra de carbono. Gracias a todos los cambios realizados, el interior del Alpine es mucho más luminoso, al tiempo que gana en elegancia. No obstante, estamos convencidos que el trabajo de Carlex tendrá tantos seguidores como detractores.

Por la información de la que disponemos, Carlex Design solo ha modificado el interior del deportivo francés. De este modo, el apartado mecánico permanece intacto. A modo de recordatorio, el A110 utiliza un motor de gasolina turboalimentado, de 1,8 litros de cilindrada, con 252 CV. Solo pesa 1.080 kilos y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,5 segundos. Sin ofrecer unas cifras demasiado espectaculares, lo cierto es que la puesta a punto del modelo galo destaca por el dinamismo y las sensaciones deportivas que es capaz de transmitir al conductor.

Alpine A110 by Carlex Design

Tal y como decíamos al comienzo, el A110S ha sido presentado recientemente. La principal característica es que su chasis ha sido modificado, al tiempo que la suspensión ha ganado hasta un 50% más de firmeza que la versión estándar. La altura libre de la carrocería al suelo se ha reducido y las barras estabilizadoras son más firmes. Por último, el motor turboalimentado de cuatro cilindros, se beneficia de un aumento de potencia hasta alcanzar los 292 CV. El Alpine A110 Pure tiene un precio de partida en nuestro país de 58.500 euros.