Primera prueba Mercedes-Benz Sprinter 2018: 'entregando' mejoras por todo el mundo

Solo hay dos pasajeros que viajan conmigo a bordo del Mercedes-Benz Sprinter 2018 que conduzco, pero fácilmente cabrían seis personas más si fuera necesario. Con tres filas de asientos detrás de mí, son cuatro en total. Desde luego, la furgoneta alemana es un vehículo grande y espacioso.

Sin embargo, detrás del volante, el tacto es relajado y sencillo. Las indicaciones del navegador aparecen en una nítida pantalla a color delante de mí, el viento y el ruido aerodinámico son bajos (para una furgoneta), la dirección asistida es extremadamente precisa y la potencia, suministrada por un motor turbodiésel V6, de 190 CV, resulta contundente. Sin duda, el nuevo Sprinter facilita la vida...

Primera prueba Mercedes-Benz Sprinter 2018

Sistema multimedia MBUX

Los cambios estéticos en el exterior son sutiles, lo que probablemente sea adecuado, dado que muchos Sprinter terminarán decorados con gráficos de todo tipo de empresas. Sin embargo, en el habitáculo y debajo de la chapa metálica, hay innumerables mejoras que optimizan el conjunto en todos los sentidos, independientemente del formato elegido: versión de pasajeros Combi, furgoneta de carga o chasis-cabina.

La actualización más importante en el Mercedes-Benz Sprinter 2018 es el nuevo sistema de infoentretenimiento MBUX. Debuta en este vehículo, también apareció en el nuevo Clase A y, gradualmente, llegará a nuevos modelos de Mercedes-Benz. Cabe destacar que ofrece una pantalla táctil y elimina los mandos convencionales que, hasta ahora, han sido habituales para gobernar esto...