Prueba Infiniti QX30 2018: diversión Premium

Los clientes de marcas Premium buscan distinción y exclusividad, además de una clara diferenciación. Con los coches alemanes, las dos primeras virtudes se logran de forma intachable, pero la tercera, bajo mi punto de vista, ya no tanto. Por el contrario, el Infiniti QX30 2018, el SUV compacto de la firma de lujo de Nissan, sí cumple con esos tres propósitos. Te lo demostraremos en esta prueba.  

No desvelo ningún secreto al señalar que el todocamino japonés toma como base el Mercedes-Benz GLA (y, por extensión, el anterior Clase A). A partir de esos magníficos cimientos, Infiniti ha configurado un vehículo atractivo, con líneas afiladas y marcadas, que llama poderosamente la atención a su paso. Más aún, al tratarse de un modelo que no encontramos habitualmente en nuestro día a día. Precisamente ahí es donde se consigue la diferenciación que antes comentaba. Sin duda, el conductor va a recibir muchas miradas...

 

Infiniti QX30 2018, solo un motor y una transmisión

Enclavado en un nicho de mercado cada vez más importante, rivaliza directamente contra el propio GLA, el Audi Q3 y los BMW X1 y X2. A la 'fiesta' también se suman los recientes Jaguar E-TYPE y Volvo XC40, elegido Coche del Año en Europa 2018. Sus cotas exteriores son bastante parecidas a las de sus contrincantes: 4,42 metros de longitud, 1,81 de anchura y 1,51 metros de altura, con una batalla cifrada en 2,70 metros. 

El cliente lo tiene muy fácil a la hora de elegir versión, ya que el Infiniti QX30 2018 solo se come...