Con una mecánica repleta de potencia y una puesta a punto del chasis excelente, el modelo alemán se reivindica como todo un deportivo.

A pesar de su aspecto elevado, propio de un todocamino, el Mercedes-AMG GLA 45 4MATIC 2018 tiene todos los atributos para considerarlo tan poderoso como su hermano pequeño, el Mercedes-AMG A 45 4MATIC. A la vista de su aspecto muscular, las colas de escape deportivas, los frenos sobredimensionados y la precisa y milimétrica dirección asistida, las intenciones del SUV alemán quedas claras. Hablamos de un coche pensado para circular rápido y divertirse mientras tanto.

Para la ocasión, los ingenieros germanos han evolucionado el motor de gasolina 2.0 turboalimentado, que pasa a alcanzar 381 CV de potencia y 475 Nm. En este sentido, Steffen Jastrow, responsable de Mercedes-AMG, señala: "Todavía es el motor de cuatro cilindros más potente del mercado". Una mecánica construida a mano en las instalaciones de la marca en la localidad alemana de Kölleda, que le permite al "cohete" de Mercedes-Benz con tracción integral acelerar, en el 0 a 100 km/h, en solo 4,4 segundos

Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba
Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba
Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba
Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba

Al igual que sucedía antes de la actualización del motor, el propulsor turboalimentado de Mercedes-AMG tiene un comportamiento bipolar. A bajo régimen, el motor y la caja de cambios automática de doble embrague 7G-DCT, de 7 velocidades, siempre están orientados a ofrecer la máxima eficiencia posible. En este sentido, si vas a circular a ritmos tranquilos, el Mercedes-AMG GLA 45 4MATIC 2018 es predecible y un tanto decepcionante.

Sin embargo, una vez que el turbocompresor empieza a soplar con fuerza al aumentar el régimen del motor y la transmisión ha engranado la marcha adecuada, el GLA 45 4MATIC empuja una barbaridad. Para ello, lo mejor es hacer uso de las levas ubicadas tras el volante y aprovechar, sobre todo, entre tercera y séptima velocidad, ahora con una relación de cambio más corta.

La entrega de par es asombrosa y la transición entre marchas es lo suficientemente rápida como para apenas percibirla. Con estas modificaciones y la excelente melodía que emiten los escapes, resulta complicado resistirse a seguir pisando el acelerador con decisión, en busca de la siguiente curva. 

Con la última puesta a punto del motor de gasolina 2.0 turboalimentado, la potencia asciende a 381 CV y el par motor a 475 Nm.

Aunque la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h, si así lo deseas, puedes adquirir el paquete AMG Dynamic Plus, en cuyo caso, esa cifra alcanza los 270. Además, este extra también añade un diferencial autoblocante de deslizamiento limitado, suspensión adaptativa y un modo Race del control dinámico de la conducción AMG Dynamic Select.

En nuestra toma de contacto, tuvimos ocasión de conducir a fondo, por pistas en suelo húngaro. La obediencia de la dirección asistida y la ausencia de balanceo en la carrocería aportan el grado de confianza necesario para trazar curvas a alta velocidad. Todo, sumado a la notable sujeción que aportan los asientos deportivos y la rapidez y seguridad que aseguran las levas para el cambio.

Sí, se trata de un coche rápido, al que solo se me ocurre ponerle un pero: la falta de información que recibe el conductor a través del volante.Sin embargo, la velocidad que es capaz de alcanzar y la capacidad de tracción que transmite son palpables. 

Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba
Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba
Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba
Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba

Por otra parte, en la conducción urbana, el GLA 45 4MATIC presenta los típicos vicios de cualquier modelo compacto que ha recibido una inyección de esteroides. La suspensión es tan firme que parece ir rebotando, el escape es de todo menos discreto y el retardo en la entrega de potencia del turbocompresor a bajas vueltas, son sus principales aspectos a mejorar.

Además, el sistema de parada y arranque automáticos del motor stop-start se nota considerablemente en el interior, cuando el motor vuelve a ponerse en funcionamiento.En cualquier caso, se trata de detalles menores en un vehículo de estas características y de semejante rendimiento.

No obstante, la actualización del Mercedes-AMG GLA 45 4MATIC 2018 no se reduce simplemente a los cambios en el motor. El frontal y las llantas de aleación lucen un nuevo estilo, sobre todo las tomas de aire frontales que ayudan a refrigerar el propulsor de una forma más eficaz.

Asimismo, el alerón posterior tiene una nueva forma que mejora la carga aerodinámica del vehículo. La cámara trasera de ayuda al estacionamiento está incluida de serie, al igual que una pantalla de 8,0 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento, faros con tecnología de tipo LED, junto con nuevos mandos en el salpicadero, conforman una serie de pequeños cambios estéticos, suficientes para refrescar el aspecto del todocamino alemán.

El Mercedes-AMG GLA 45 AMG 2018 tiene lo mejor de dos mundos: una mecánica muy potente asociada a un vehículo que, salvo por pequeños detalles, podemos utilizar a diario.

El volumen del maletero sigue sin resultar espectacular, aunque es mucho más práctico, por ejemplo, que el de un CLA-AMG 45. Los 421 litros de capacidad que anuncia oficialmente Mercedes-Benz parecen una cifra sensata para el tipo de vehículo del que hablamos.

Por otra parte, el interior luce detalles propios de AMG. Por ejemplo, el volante específico con una franja roja en su parte superior, pedales acabados en metal, asientos de corte deportivo con costuras en rojo, como sucedía en mi unidad de pruebas. En el exterior, las llantas de aleación de 20 pulgadas, los discos de freno perforados y el nuevo alerón trasero, entre otras cosas, ayudan a identificar a esta versión del resto. 

Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba
Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba
Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba
Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba

Antes de concluir, con un coche aparentemente ilógico, es razonable encuadrar al Mercedes-AMG GLA 45 4MATIC 2018 como vehículo de alto rendimiento. Si hablamos de precio, es verdad que el representante alemán es más caro que un Ford Focus RS o un Subaru WRX STI. Si solo tenemos en cuenta ese aspecto, el rival natural sería el BMW M2, pero se trata de un vehículo con carrocería cupé y propulsión trasera, motivo que le impide una comparación razonable.

De esta forma, el modelo de la estrella milita en una categoría sin aparentes rivales naturales. Eso no es malo, sobre todo, si le añadimos que porta las señas de identidad de cualquier miembro de la familia AMG. Tanto es así, que si el GLA 45 4MATIC va a ser el primer vehículo AMG, conseguirá engancharte... te lo aseguro.

Fotos: Mercedes-Benz; Jake Holmes / Motor1.com

MERCEDES-AMG GLA 45 4MATIC 2018

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.991 cm3
Potencia 381 CV a 6.000 rpm / 475 Nm entre 2.250 y 5.000 rpm
Caja de cambios Automática, 7 velocidades
0-60 mph 4.4 s
Velocidad máxima 250 km/h (autolimitada)
Consumo 7,4 l/100 km (mixto)
Tracción Integral
Peso en vacío 1.510 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 421 litros
Precio base 71.000 euros

Mercedes-AMG GLA 45 2018 primera prueba