La subasta se ha llevado a cabo coincidiendo con el Tokyo Auto Salon 2019.

Coincidiendo con el pasado Tokyo Auto Salon, la casa de subastas BH Auction ha puesto a la venta varios vehículos clásicos excepcionales. Entre ellos, el más llamativo ha sido, sin duda, el Mercedes-Benz 300 SL Gullwing AMG, del que solo se fabricaron 11 ejemplares.

De hecho, esta unidad de 1955, fue actualizada y puesta al día por AMG. Si te preguntas cómo sucedió, podríamos decirte que fue su historia es muy curiosa. 

En los primeros años del siglo XXI, el sultán de Brunei solicitó a AMG que efectuara trabajos de actualización en uno de sus magníficos 300 SL Gullwing. 

Mercedes-Benz 300 SL Gullwing, una transformación de un millón de euros

El proceso fue laborioso y sabemos que tuvo un coste de un millón de euros. AMG no rehusó el encargo y modernizó el aspecto del maravilloso 300 SL Gullwing. Tal fue la magnitud de tan buen trabajo, que el sultán de Brunei ordenó cinco copias más con la misma actualización.

Unos años más tarde, la empresa alemana quiso tomar la iniciativa y ofreció a un selecto grupo de clientes esta transformación para sus Mercedes-Benz SL 300 Gullwing. Sorprendentemente, cinco de ellos aceptaron la propuesta.

Precisamente, una de esas transformaciones ha sido vendida, coincidiendo con el Tokyo Auto Salon 2019. Este ejemplar fue encargado por un cliente japonés en el año 2000. Ahora, 19 años después, ha decidido poner a la venta tan preciada joya.

En términos de modificaciones, AMG no se limitó a variar el aspecto exterior e interior del vehículo alemán. El propulsor original fue sustituido por un bloque 6.0 V8 (Cód. M119), que desarrolla una potencia máxima de 380 CV. El motor está asociado a una caja de cambios automática de cuatro velociaddes.

Además, la suspensión se modificó y los amortiguadores fueron reemplazados por otros más deportivos, firmados por Bilstein. Para frenar el automóvil, los ingenieros de AMG consideraron que valía la pena colocar los frenos del Mercedes-AMG C 63, además de dotar al vehículo de un sistema de dirección asistida.

Mercedes-Benz 300 SL Gullwing AMG

No obstante, en el exterior se pueden apreciar unas llantas de aleación y espejos retrovisores con regulación eléctrica, herencia directa de AMG. En el interior, sí son visibles más cambios y los responsables del proyecto han introducido, por ejemplo, asientos deportivos Recaro, cinturones de seguridad de tres puntos y volante forrado en cuero.

Además, los ingenieros alemanes instalaron aire acondicionado y un equipo de sonido estéreo, con cargador para seis CD y un puerto de conexión para iPod. Por último, el cuadro de instrumentos también estrenó algunos cambios e inserciones de fibra de carbono.

Mercedes-Benz 300 SL Gullwing AMG

Un vehículo que generará, con total seguridad, controversia en el mundo de los coleccionistas. Muchos alegarán que un coche de esta categoría debe permanecer lo más fiel posible al original, para no perder ni un ápice de su encanto. Otros, sin embargo, lo considerarán una reinterpretación moderna de un modelo clásico, mucho más atractiva que otros modelos del fabricante de la estrella, como los más modernos Mercedes-Benz SLS o Mercedes-AMG GT.

Como verás, la polémica está servida, pero no me negarás que el 300 SL Gullwing que acaba de ser vendido es toda una preciosidad. Solo podemos felicitar a su afortunado nuevo propietario. Por cierto, desconocemos el precio definitivo de venta, aunque suponemos que habrá sido bastante considerable.