Porque a veces, diseño vanguardista y armonía no tienen sitio en una misma carrocería...

Como sucede con toda obra de arte, el diseño de los coches suele basarse en la armonía. Es cierto, el resultado final suele ser más o menos atractivo, pero la simetría es la base de los trazos que conforman la carrocería del 99,9% de los automóviles del mundo.

Pero... ¿qué pasa con el 0,1% restante? Muy sencillo, que se distingue del resto de la masa por ofrecer cuerpos imperfectos, donde el lado izquierdo del coche no tiene por qué ser similar al derecho.

En esta ocasión, hemos escogido nuestros 12 modelos favoritos, sin distinguir entre vehículos de producción y concept cars. Algunos, como el Hyundai Veloster o el MINI Clubman, se ven con cierta frecuencia por nuestras calles y carreteras. Otros, no sabíamos que existían hasta antes de empezar a escribir este listado. Sin embargo, todos tienen algo en común: son muy poco convencionales.