Skoda Spaceback 2017: a prueba la versión 1.0 TSI de 110 CV

No se puede negar que el Skoda Spaceback es un automóvil repleto de virtudes, dotado de un amplio interior, un gran maletero de 415 litros y un equipamiento de serie más que razonable. Y lo mejor de todo, a un precio ajustado. 

Ahora, para afrontar la segunda mitad de su vida comercial, este compacto de cinco puertas ha recibido un restyling que incorpora novedades en materia de diseño, equipamiento, motores… ¿Cómo le ha sentado la renovación?

Skoda Spaceback 2017: primera prueba

Skoda Spaceback 2017: ¿qué cambia por fuera?

Aunque las modificaciones de diseño no son drásticas, resultan más suficientes para diferenciarlo del modelo al que sustituye, lanzado en 2013. Entre las incorporaciones más destacadas, se encuentran unos nuevos faros bixenón, dotados de luces de conducción diurna de tipo LED, unos antinieblas rediseñados o la incorporación de cinco nuevos modelos de llantas de aleación.

Pero también se han retocado pequeños detalles, como la parrilla frontal, que ahora incorpora 19 tiras verticales, unos pilotos traseros oscurecidos o una gama de colores con tres nuevos tonos. Como hasta ahora, puede seguir equipando un techo panorámico opcional.

Por lo demás, las dimensiones no varían: el Skoda Spaceback 2017 mantiene sus 4,30 metros de longitud, 1,71 de anchura y 1,46 de altura.

Skoda Spaceback 2017: primera prueba

Skoda Spaceback 2017: ¿qué cambia por dentro?

En el interior, se han rediseñado los paneles y los tiradores de las puertas, se han introducido nuevas molduras para el salpicadero y el sistema multimedia SmartLink+, que resulta co...