Skoda Spaceback 2017: a prueba la versión 1.0 TSI de 110 CV

No se puede negar que el Skoda Spaceback es un automóvil repleto de virtudes, dotado de un amplio interior, un gran maletero de 415 litros y un equipamiento de serie más que razonable. Y lo mejor de todo, a un precio ajustado. 

Ahora, para afrontar la segunda mitad de su vida comercial, este compacto de cinco puertas ha recibido un restyling que incorpora novedades en materia de diseño, equipamiento, motores… ¿Cómo le ha sentado la renovación?

Skoda Spaceback 2017: primera prueba

Skoda Spaceback 2017: ¿qué cambia por fuera?

Aunque las modificaciones de diseño no son drásticas, resultan más suficientes para diferenciarlo del modelo al que sustituye, lanzado en 2013. Entre las incorporaciones más destacadas, se encuentran unos nuevos faros bixenón, dotados de luces de conducción diurna de tipo LED, unos antinieblas rediseñados o la incorporación de cinco nuevos modelos de llantas de aleación.

Pero también se han retocado pequeños detalles, como la parrilla frontal, que ahora incorpora 19 tiras verticales, unos pilotos traseros oscurecidos o una gama de colores con tres nuevos tonos. Como hasta ahora, puede seguir equipando un techo panorámico opcional.

Por lo demás, las dimensiones no varían: el Skoda Spaceback 2017 mantiene sus 4,30 metros de longitud, 1,71 de anchura y 1,46 de altura.

Skoda Spaceback 2017: primera prueba

Skoda Spaceback 2017: ¿qué cambia por dentro?

En el interior, se han rediseñado los paneles y los tiradores de las puertas, se han introducido nuevas molduras para el salpicadero y el sistema multimedia SmartLink+, que resulta compatible con los protocolos Android Auto y Apple CarPlay.

Por lo demás, el Skoda Spaceback 2017, mantiene sus puntos fuertes: un salpicadero bien organizado en el que es fácil accionar los principales mandos sin apartar la vista de la carretera, unas plazas traseras con un generoso espacio para las piernas o un maletero que, con 415 litros y unas formas regulares, resulta más aprovechable que el de la mayoría de sus rivales.

En cuanto a la calidad de acabado, todo el habitáculo está construido en materiales plásticos duros al tacto, mientras que, en la mayoría de sus competidores son blandos. En cualquier caso, el interior transmite sensación de solidez y de soportar sin problemas el paso del tiempo.

Por otro lado, como es habitual en la marca, este Skoda está dotado de nuevas soluciones “simply clever”, que lo dotan de una practicidad superior a la media. Entre las más destacadas se encuentran la posibilidad de incorporar una doble toma USB en las plazas traseras, un rascador de hielo en la tapa del depósito, un compartimento para un paragüas debajo del asiento del acompañante…

Skoda Spaceback 2017: primera prueba
Skoda Spaceback 2017: primera prueba
Skoda Spaceback 2017: primera prueba

¿Cómo va el motor 1.0 TSI de 110 CV?

En el apartado mecánico, la mayor novedad es la incorporación del propulsor turboalimentado de gasolina 1.0 TSI, de tres cilindros, disponible con 95 y 110 CV, para sustituir al antiguo 1.2 TSI.

Durante nuestra presentación, en Frankfurt, hemos tenido la oportunidad de conducir la variante 1.0 TSI de 110 CV, asociada a un cambio manual de seis velocidades. Y las sensaciones han sido buenas.

Al acelerar a fondo, jamás dirías que se trata de un motor de tan solo tres cilindros y 999 cm3. Y es que, entre 1.500 y 5.000 rpm, gana velocidad con una contundencia propia de un motor de mayor cilindrada

En cualquier caso, se trata de una mecánica con una excelente relación entre prestaciones y consumo, como demuestra el hecho de que sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos y alcanzar 198 km/h de velocidad máxima.

En lo que al consumo respecta, la inyección directa de gasolina y el sistema de parada y arranque automáticos del motor Stop&Start, le ayudan a registrar un gasto medio de 4,5 litros cada 100 kilómetros.

Por lo demás, se trata de un propulsor agradable y bien equilibrado, pero no tan suave como el antiguo 1.2 TSI de cuatro cilindros al que sustituye.

Skoda Spaceback 2017: primera prueba

Skoda Spaceback 2017: un coche más conectado

Como comentábamos al inicio, otro de los puntos que se ha mejorado es el de la conectividad. Ahora, este compacto está disponible con el sistema multimedia con pantalla táctil de 6,5 pulgadas SmartLink+, compatible con los protocolos Android Auto y Apple CarPlay. 

Además, también podrá equipar el sistema multimedia Skoda Connect, que incluye acceso a Internet, los precios de las gasolineras más cercanas, la previsión meteorológica, el estado del tráfico... 

En conclusión…

A falta de conocer los precios definitivos, puede decirse que Skoda ha hecho un buen trabajo: tras su restyling, el Skoda Spaceback 2017 conserva todos sus puntos fuertes, pero ahora cuenta con un diseño más atractivo. Y, además, su motor 1.0 TSI de 110 CV ofrece un rendimiento excelente.

Skoda: más información en Motor1.com:

Leer la prueba completaVer menos