Volvo V60 D4 2019, prueba de consumo real

Los coches familiares de tamaño medio son una de las especialidades de Volvo y, en el caso del V60 D4 2019 de esta prueba, también un automóvil eficiente, como ha demostrado en el recorrido Roma-Forli.

Durante décadas, el espacio, la seguridad (aquí tienes los últimos test de EuroNCAP) y confort de marcha han sido las principales virtudes de los familiares de la marca sueca, puntos fuertes que también están presente en esta variante diésel, que formará parte de la oferta mecánica de Volvo hasta 2023.

18,36 euros por cada 360 kilómetros

Dejemos a un lado las emisiones contaminantes, las partículas y los óxidos de nitrógeno de los motores de ciclo diésel, que tanto están dando que hablar. Lo cierto es que este Volvo V60 D4 funciona realmente bien y es una alternativa perfectamente válida para todos los conductores y empresas que necesiten un bajo consumo y una autonomía considerable. 

Y es que, el familiar sueco ha gastado 4,35 litros cada 100 kilómetros (23 kilómetros por litro), lo que supone un coste de 18,36 euros para los 360 kilómetros de nuestra ruta.

2018 Volvo V60

Entre los mejores familiares de ciclo diésel

Los 4,35 litros que consume el Volvo V60 D4 Geartronic son un registro excelente, ya que apenas existen coches familiares con un motor más eficiente que el 2.0 turbodiésel, de 190 CV, que incorpora bajo el capó.

Esta afirmación puede parecer exagerada teniendo en cuenta que el líder de la categoría es el Opel Insignia Sports Tourer 1.6 CDTi Stop & Start, de 136 CV, con 3,8 l...