Primera prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2018: con siete plazas

Los SUV de siete plazas, como el Volkswagen Tiguan Allspace 2018, ¿supondrán el final de los monovolúmenes? Parece bastante probable, teniendo en cuenta que la segunda generación del Peugeot 5008 se ha convertido en un SUV y que el actual Renault Scénic (al igual que el Espace) cuenta con un formato cercano a un todocamino. 

En cualquier caso, aunque Volkswagen no haya sido la primera marca en desembarcar en el segmento de los todocaminos, pretende conquistarlo con pasos sólidos, como demuestran los novedosos  T-Roc y Tiguan Allspace, de esta primera prueba, al que se puede considerar enemigo íntimo del Peugeot 5008 y de su primo checo, el Skoda Kodiaq.

Volkswagen Tiguan Allspace, primera prueba
Volkswagen Tiguan Allspace, primera prueba

VW Tiguan Allspace 2018: rigurosamente equilibrado

En materia de diseño, los SUV de siete plazas parecen llevar una mochila colgada del eje trasero. Pero es algo rigurosamente necesario para ampliar el espacio interior. Sin embargo, en el Volkswagen Tiguan Allspace 2018 no es así. Con 4,70 metros de longitud, resulta 21 centímetros más largo que el Volkswagen Tiguan, aunque no lo aparenta visualmente, gracias a pequeños trucos de diseño, como adoptar un voladizo trasero bastante corto. 

Otras modificaciones estéticas son una parrilla frontal rediseñada (que recuerda a la del Volkswagen Atlas), un capo más abombado y unos nuevos escapes de diseño trapezoidal. En cualquier caso, salvo que tengas el ojo entrenado, te será complicado diferenciar las versiones de cinco y siete plazas del Tiguan... y ese era el objetivo de la ma...