Primera prueba SsangYong Rexton 2018: motivo de orgullo

Poner toda la carne en el asador. Eso es lo que ha hecho SsangYong con el Rexton 2018, su flamante buque insignia. En esencia, la marca coreana ha reunido toda la tecnología con la que cuenta y la ha implantado en la cuarta generación del todoterreno. ¿El resultado? Un coche que no solo interesa por su precio, sino también por su estatus. 

Sin duda, la firma asiática va ganando muchos enteros, conforme van pasando generaciones de vehículos. Con el Rexton, demuestra que está preparada para batallar contra rivales de gran valía, sin nada que temer. Para lograrlo, el coche parte de un nuevo chasis de largueros y travesaños, así como de un propulsor turbodiésel optimizado y un sinfín de nuevo equipamiento de seguridad y conectividad, entre otras mejoras. 

SsangYong Rexton 2018

SsangYong Rexton 2018: gama para todos los gustos

El SsangYong Rexton 2018 dispone de versiones de cinco y siete plazas. Igualmente, puede elegirse con un cambio manual de seis velocidades o con uno automático con convertidor de par, de origen Mercedes-Benz y siete marchas. La gama también contempla versiones de propulsión trasera e integral conectable (sin diferencial central), con reductora. Asimismo, hay tres acabados: Line, Premium y Limited. 

En la parte mecánica, el bloque D22 DTR, de 2,2 litros y cuatro cilindros en línea, entrega 181 CV, 3 más que antes. Según la transmisión elegida, el par máximo es de 400 o 420 Nm (con la automática, se consigue la mayor cifra), disponible entre 1.600 y 2.600 vueltas. Asimismo, los ni...