Skoda Scout 2017: primera prueba de una berlina con alma de SUV

Hoy en día, el auge del segmento SUV es imparable. Tanto, que las cifras de ventas de la categoría no dejan de crecer. Ahora bien, esto no significa que sean la mejor alternativa para las necesidades de todos los conductores. A fin de cuentas, no siempre resultan la opción más adecuada en términos de espacio y practicidad interior o dinamismo.

El Skoda Scout 2017, un coche familiar con marcado carácter todocamino, puede ser una solución a ese problema. Al menos, así lo demuestra en esta primera prueba.

 

Skoda Scout 2017: imagen propia y renovada

Al igual que el resto de la gama, como el Octavia convencional y el RS, el Skoda Scout 2017 también adopta los cambios característicos que ha introducido la nueva generación, entre los que destacan los faros adaptativos con tecnología de tipo LED, que muestran un diseño completamente renovado. 

En cualquier caso, el Skoda Scout 2017 sigue haciendo de la imagen aventurera, con cierto aire SUV, el mayor de sus reclamos. Para conseguirlo, apuesta por la fórmula clásica: carrocería revestida en material plástico negro, protecciones delantera y trasera, llantas de aleación específicas, barras longitudinales de techo y una altura libre al suelo 30 milímetros superior a la del modelo convencional. Respecto a los ángulos de entrada y salida, son de 16,7 y 14,5 grados, respectivamente.

Primera prueba Skoda Octavia Scout 2017
Primera prueba Skoda Octavia Scout 2017

Dicho esto, incluye de serie un elemento que es opcional en otros modelos de la marca, el denominado Paquete para carreteras en mal estado. Además de la ga...