Skoda Rapid 2017 1.6 TDI 115 CV restyling, primera prueba

Hay coches especialistas en ofrecer mucho a sus compradores por poco dinero, como sucede con el Skoda Rapid. Una berlina de 4,48 metros de largo que se ubica por debajo del Octavia y que, en muchos apartados, es el prototipo de automóvil lógico: con unas buenas plazas traseras, un nivel de equipamiento razonable y un gran maletero de 550 litros de capacidad. 

Ahora, la berlina checa recibe un restyling para afrontar la segunda mitad de su vida comercial, en el que se han implementado mejoras de de equipamiento, diseño, motores... ¿Su objetivo? Competir con éxito contra los Fiat Tipo 4p, Citroën C-Elysée y su gemelo mecánico, el SEAT Toledo

Skoda Rapid 2017, primera prueba

Skoda Rapid 2017: ¿qué cambia por fuera?

Los cambios estéticos son similares a los del nuevo Skoda Spaceback 2017, del que te informamos hace unos días. Entre las novedades más destacadas, se encuentran unos nuevos faros bixenón, con luces de conducción diurna con tecnología de tipo LED, unos faros antiniebla rediseñados, una gama de llantas de aleación renovadas o unos pilotos con forma de C y acabado oscurecido. 

Las dimensiones no varían: el nuevo Skoda Spaceback 2017 mide 4,48 metros de largo, 1,70 metros de ancho y 1,49 metros de alto. 

Skoda Spaceback 2017: primera prueba

Skoda Rapid 2017: ¿cómo es su interior?

Los cambios en el interior han sido sutiles. Se ha introducido una nueva instrumentación y se han incorporado nuevos paneles en las puertas y el sistema multimedia SmartLink+, que resulta compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

En cualquier caso, el mayor...