El descapotable alemán regresa con techo de lona, su llamativo frontal y más ligero que la anterior entrega.

Hablar de la Serie 4 de BMW es hacerlo de uno de las familias de la firma bávara que más polémica han generado en los últimos tiempos. Mucho de ese revuelo llegó por la inusual parrilla que estrenó el coupé alemán. Un poco artificial, todo hay que decirlo, aunque modelos como el Serie 7 y el X7 ya pusieron en liza unos 'riñones' fuera de lo habitual.

Sea como fuese, el nuevo Serie 4 ya lleva un tiempo entre nosotros y como sucede con el resto de productos de BMW, comienza a desplegar la familia. Primero fue el Coupé, ahora llega el Cabrio y el siguiente será el Gran Coupé, que conoceremos muy pronto.

Galería: BMW Serie 4 Cabrio 2021 primer prueba

Ya hemos tenido la oportunidad de conducir la versión descapotable del Serie 4 y lo primero que tengo que adelantarte es que combina elementos de un coche avanzado tecnológicamente, con otros de corte estilístico clásico, como la capota de lona, que resta practicidad frente a un techo duro retráctil, pero que visualmente asegura un aire retro innegable.

BMW justifica la elección de este tipo de techo, fundamentalmente, por la ligereza del conjunto respecto a una cubierta metálica. En cualquier caso, obliga a reforzar la rigidez torsional de la carrocería, con elementos específicos, algo que oficialmente mejora en un 4% respecto a la versión anterior.

Al margen de datos técnicos, lo cierto es que pocas pegas se le pueden poner en este apartado, incluso circulando por carreteras reviradas de montaña. Eso sí, el tema de la insonorización del habitáculo, a cubierto, ha cedido respecto a la generación de 2017 (de techo duro).

BMW Serie 4 Cabrio 2021 primer prueba

Respecto al diseño, poco más hay que comentar, salvo que los clientes tienen a su disposición un amplio catálogo de colores para vestir la carrocería, así como diversas opciones para configurar el interior. A modo de resumen, tienes a tu disposición diversos paquetes, como el M Sport, con sus amplias entradas de aire delanteras, el faldón trasero, la suspensión M Sport, las llantas M de 18 pulgadas o los asientos deportivos tapizados en cuero Vernasca.

Los que quieran más, pueden optar por el M Sport Pro, que incluye llantas de aleación ligera M de 19 pulgadas, un sonido especial del motor en el habitáculo y un sistema de altavoces de alta fidelidad. Asimismo, también pueden optar por el paquete exterior M Carbon, que añade inserciones de carbono en los retrovisores exteriores o en diferentes partes de la carrocería y del interior.

BMW Serie 4 Cabrio 2021 primer prueba

En cuanto a las dimensiones, el Serie 4 Cabrio anuncia una longitud de 4,77 metros, por 1,85 de ancho y 1,38 de alto. La distancia entre ejes es de 2,85 metros, lo que asegura un espacio interior más que aceptable para los cuatro ocupantes que puede albergar en su interior. La capacidad del maletero también aumenta respecto a la versión anterior, pasando a 300/385 litros, según esté capotado o al descubierto.

BMW Serie 4 Cabrio 2021 primer prueba

La oferta mecánica es variada y contempla versiones de gasolina y turbodiésel. Las primeras oscilan entre los 184 CV (420i), los 258 CV (430i) y los 374 CV (M440i xDrive); mención aparte merece el M4 Competition xDrive y sus 510 CV que acaba de ser presentado.

De inicio, la única opción de ciclo diésel está representada por el 420d con 190 CV. Más tarde, también se ofrecerá un 430d (286 CV) y un M440d xDrive (340 CV). Todos los motores solo se pueden combinar con el cambio automático Steptronic, con convertidor de par y ocho velocidades.

BMW Serie 4 Cabrio 2021 primer prueba

Para la ocasión, he tenido oportunidad de conducir la versión 430i Cabrio. Las sensaciones, en líneas generales, han sido notables. Sí que es cierto que se aprecia esa ligereza que adelanta BMW y que notas a la hora de negociar tu primer tramo de curvas.

Este nuevo Serie 4 Cabrio se siente ligero y hace gala de ello. Lógicamente, lo suyo (siempre que el clima lo permita) es conducirlo descapotado. El trabajo aerodinámico es encomiable y para aquellos conductores más 'frioleros', la inclusión de un sistema de ventilación en el reposacabezas, permitirá conducir 'al descubierto' incluso con temperaturas frescas.

BMW Serie 4 Cabrio 2021 primer prueba

Para entrar en materia, te diré que el motor de cuatro cilindros, con 2,0 litros de cilindrada y  turbo, es una opción muy recomendable en todos los sentidos. Hablamos de un propulsor muy utilizable en cualquier régimen y con un sonido que sin ser embriagador, sí que emite una melodía armoniosa.

La sensación de empuje siempre está presente, puesto que los 400 Nm de par motor están disponibles desde solo 1.500 rpm. Asimismo, arriba empuja con contundencia hasta las 6.500 vueltas, zona en la que entrega los 258 CV anunciados.

BMW Serie 4 Cabrio 2021 primer prueba

En cualquier caso, el Serie 4 Cabrio es un vehículo pensado para disfrutar a ritmos sosegados y ahí, el motor se mueve como pez en el agua. Le sobra empuje en cualquier circunstancia y el trabajo de la caja de cambios es admirable, con una suavidad y rapidez a la hora de subir velocidades, que son su mejor carta de presentación.

La velocidad máxima autolimitada a 250 km/h o los 6,2 segundos que necesita para pasar de 0 a 100 km/h, se combinan de forma admirable con el consumo de carburante. Oficialmente está cifrado en 6,9 litros cada 100 kilómetros, una cantidad de gasolina nada descabellada, siempre que practiquemos esa conducción relajada, 'disfrutona', que antes mencionaba.

Si decides 'envenenarte', el ordenador de a bordo mostrará dígitos en el entorno de los 9,0 litros, algo que tampoco está tan mal para esta potencia, no nos engañemos.

BMW Serie 4 Cabrio 2021 primer prueba

Así las cosas, si crees que necesitas más picante, te invito a que leas la prueba de mi compañero Fernando, donde conduce el M440i x Drive Coupé y que te servirá para entender, fielmente, que 'más' te puede dar el motor de seis cilindros con 374 CV. Puedes leerla pinchando aquí.

No renuncio a una prueba más extensa (durante más días y sobre diferentes trazados) para seguir conociendo mejor el Serie 4 Cabrio, pero sí que te puedo asegurar que, salvo que seas un 'fanático' de los techos duros retráctiles, esta generación con techo de lona cubre y sube la apuesta del segmento, siendo una de las opciones más recomendables. Solo te diré que el modo 'M Sprint', capaz de bajar dos o tres marchas con solo mantener la leva de reducción pulsada un par de segundos, resulta adictiva, sobre todo a la hora de adelantar.

BMW Serie 4 Cabrio 2021 primer prueba

Un vehículo que no renuncia a ofrecer tecnología de vanguardia, como el sistema de infoentretenimiento 7.0, que reconoce los protocolos Apple CarPlay, Android Auto y Alexa, con lo que la conectividad y la interacción entre tu smartphone y el coche serán totales. Otros sistemas de asistencia a la conducción, como el Parking Assistant Plus o el Driving Assistant Plus, amén de un enorme listado de opciones, consiguen que el Serie 4 Cabrio sea uno de los modelos más seguros de su segmento.

BMW Serie 4 Cabrio 2021 primer prueba

Por último, debes saber que la gama del Serie 4 Cabrio parte de los 57.300 euros (420i) y llega a los 83.400 euros del M440i xDrive. En el caso de nuestra unidad de pruebas, el precio arranca en los 61.400 euros, una cantidad que puede subir sin concesiones, a poco que se te vaya la mano con los extras. Eso sí, ya con la dotación de serie, hablamos de un vehículo muy apetecible, sobre todo, si eres un amante de los descapotables.

BMW 430i Cabrio

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.998 cm³
Potencia 258 CV entre 5.000 y 6.500 rpm
Par máximo 400 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par Steptronic, 8 velocidades
0-100 km/h 6,2 s
Velocidad máxima 250 km/h (autolimitada)
Consumo 6,9 l/100 km
Tracción Trasera
Longitud 4,77 m
Anchura 1,85 m
Altura 1,38 m
Peso en vacío 1.715 kg
Número de asientos 4
Capacidad del maletero 385 l
Precio base 61.400 euros