Dentro de la completísima gama SUV de Audi, el Q5 podría considerarse uno de los 'niños mimados' de la casa. Al fin y al cabo, la segunda generación del vehículo es uno de los puntales de ventas del fabricante en España y de ahí que este restyling llegue en el momento justo para reforzar este pilar comercial. 

Los cambios no son arriesgados a nivel estético, aunque sí permiten diferenciarlo bien de su antecesor. Pero en lo que más destaca el Audi Q5 2021 es en la adopción de nueva tecnología, coronada por los pilotos OLED opcionales, una solución en pleno desarrollo que, dentro de poco, será capaz de proyectar información para que la vean otros conductores y aumentar la seguridad en carretera. 

Galería: Audi Q5 2021, primera prueba

Ahora mismo, esta iluminación 'variable' ya avisa a otro conductor, a través de una luz de mayor intensidad, de un posible alcance cuando se sitúa a menos de dos metros de distancia. Además, el cliente puede elegir entre tres firmas lumínicas para estos pilotos en el concesionario, con el fin de personalizar el vehículo. 

En este apartado, también hay que destacar que el coche puede adoptar una pantalla central táctil de 10,1 pulgadas, así como el navegador MMI navegación plus o la instrumentación digital Audi virtual cockpit plus, con 12,3 pulgadas. 

Audi Q5 2021, primera prueba
Audi Q5 2021, primera prueba

Por si fuera poco, todas las versiones (inicialmente, una de gasolina y dos turbodiésel) incorporan un sistema de hibridación ligera, con red eléctrica de 12 V, con el que todos los Audi Q5 2021 portan la etiqueta Eco de la DGT. Sin duda, una gran ventaja de movilidad, ya no solo exclusiva para las grandes ciudades. 

Estas opciones mecánicas vienen encabezadas por la variante 45 TFSI, con el archiconocido motor turbo de gasolina de 2,0 litros del Grupo Volkswagen, que en este caso entrega 265 CV y 370 Nm. Por debajo se sitúan las dos de gasóleo, 35 TDI y 40 TDI, ambas también con un bloque de 2,0 litros, de 163 y 204 CV, respectivamente.

Audi Q5 2021, primera prueba

Los tres propulsores se asocian exclusivamente a la transmisión automática de doble embrague S tronic, con siete velocidades, levas y modo Sport. Además, excepto el 35 TDI, los otros dos motores trabajan en conjunto con la tracción total quattro-ultra, conformada por un embrague multidisco, que en condiciones normales solo envía la fuerza al tren delantero, con el fin de limitar el consumo. 

La próxima primavera se prevé caliente para el Audi Q5 2021, pues la familia estrenará el SQ5 TDI, con un motor turbodiésel 3.0 V6 con 341 CV y 700 Nm de par, dotado de la etiqueta Eco y capaz de acelerar de 0 a 100 en 5,1 segundos. Y la cosa no queda ahí, porque también aterrizará la versión híbrida enchufable TFSIe, con etiqueta 0, que será una de las más adquiridas, si tenemos en cuenta lo bien que ha funcionado esta variante en el anterior Q5. 

Audi Q5 2021, primera prueba
Audi Q5 2021, primera prueba

Decíamos antes que la estética no ha supuesto una revolución, pero merece la pena detenerse en los cambios establecidos. En el frontal, prácticamente se han variado todos los elementos, incluidos los faros con nueva firma lumínica, la parrilla Singleframe (parecida ahora a la del Q8 y con diferentes tramas en función del acabado) y el paragolpes, que adopta mayores tomas de aire.

En la zaga, además de los pilotos OLED antes analizados, hay que mencionar el listón cromado que une los dos grupos ópticos, así como el difusor rediseñado. Dentro, desaparece el mando central MMI, una pérdida que, bajo mi punto de vista, se echa algo en falta porque evita estar 'toqueteando' la pantalla más tiempo del debido y reducir así posibles distracciones. Eso sí, también hay que decir que los diferentes menús táctiles están bien organizados. 

Audi Q5 2021, primera prueba

Los mandos de la climatización siguen siendo convencionales (¡acierto!), por lo que no se ha integrado la segunda pantalla táctil que otros Audi de nueva factura ya incorporan, para la regulación de la temperatura interior. Por cierto, si no te convence los componentes en negro piano por ensuciarse y rayarse con facilidad, el Q5 2021 se apunta a esta moda.  

En general, la factura del habitáculo merece una nota muy elevada y, como complemento, la disposición de los mandos, incluidos los del volante, está muy bien pensada desde el punto de vista ergonómico, de ahí que 'te sientas como en casa' al poco tiempo de conducir el coche. 

Galería: Audi Q5 2020

A todo esto, se suma que la habitabilidad en las plazas traseras laterales resulta magnífica, en todas las cotas, incluso para personas de talla alta. La central es otra historia, ya que el voluminoso túnel de transmisión dificulta una posición cómoda. 

Opcionalmente, la banqueta trasera se puede regular longitudinalmente 12 centímetros, en función de nuestras necesidades. En la posición más retrasada, el maletero ofrece 550 litros, una buena cifra, pero si la adelantamos, el volumen crece hasta los 610. Si abatimos los asientos, la capacidad llega a 1.550 litros. Todo, en un modelo de 4,68 metros de longitud.   

Audi Q5 2021, primera prueba

A la hora de configurar el coche, viene bien recordar que puede elegirse con la suspensión de serie, un tren de rodaje deportivo (de fábrica en el acabado S line), una suspensión con amortiguadores adaptativos y la suspensión pilotada (o adaptativa) con resortes neumáticos.

La gama está conformada por los niveles Básico, Advanced (+3.600 euros frente al Básico), S line (+2.500 euros frente al Advanced) y Black line (+3.000 euros frente al S line). Las tarifas arrancan en 47.610 euros para la versión TDI de 163 CV, que de serie viene con faros LED, climatizador automático bizona, llantas de aleación de 18 pulgadas, programas de conducción Audi drive select...

En nuestra toma de contacto, en la que hemos abordado todo tipo de carreteras, condujimos la versión 45 TFSI de gasolina, con 265 CV. Sin duda, el motor resulta mucho más suave que los turbodiésel TDI a la hora de subir de vueltas (parece que apenas hay fricciones internas) y lo hace además con un rendimiento palpable. 

No hay más que ver las prestaciones del coche, 240 km/h y 6,1 segundos para pasar de 0 a 100, para saber que estamos ante un vehículo de altas prestaciones. A la hora de ganar velocidad, no es necesario forzar el régimen para incrementar el ritmo con presteza y la verdad es que este motor combina muy bien con la transmisión S tronic.

De hecho, el modo Sport viene de perlas a la hora de salir de curvas lentas en un régimen suficientemente elevado como para no notar ningún vacío de fuerza, aunque también lo puedes hacer tú mismo, con las levas, para llevarlo plenamente a tu gusto.

Audi Q5 2021, primera prueba

En una conducción normal, a un ritmo más o menos constante, no nos ha sido difícil bajar de los 10,0 litros cada 100 kilómetros. Después, al completar un tramo serpenteante sin apenas terreno llano, la cifra ha subido ligeramente hasta los 10,2 litros, con el programa Equilibrado (el intermedio, entre Eficiente y Deportivo) activado.

En el plano dinámico, nuestra unidad de pruebas del Audi Q5 2021 equipaba la suspensión neumática adaptativa. Los tres modos (Confortable, Equilibrado y Deportivo) que permite dicha suspensión están bien diferenciados, aunque ninguno se le puede calificar como extremo, algo habitual en los modelos de la marca alemana. 

Sin duda, el coche es un rodador de máximo nivel. La sonoridad llega muy atenuada al interior y los kilómetros se desvanecen sin apenas producirse cansancio. Y a la hora de 'sacarle las cosquillas' en curvas, lo cierto es que no se descompone, responde con mucha entereza y logra una precisión sorprendente en un modelo de elevadas dimensiones.

Audi Q5 2021, primera prueba

El Q5 incluso permite ciertos errores de conducción cuando, por ejemplo, hemos entrado en alguna curva lenta algo 'colados' (permitidme el vocabulario motero), pues la tracción quattro-ultra ayuda a solucionar el entuerto, corrigiendo y redondeado la trayectoria. Desde luego, aunque lo suyo son los largos desplazamientos, el todocamino germano también pone buena cara en los terrenos revirados.

En definitiva, no hay que ser un lince para afirmar que el Audi Q5 2021 va a seguir vendiéndose excelentemente bien en nuestro mercado. No en vano, carece de fisuras, algo fundamental en el exigente mercado premium. ¿Alguien apuesta lo contrario?

Audi Q5 45 TFSI quattro-ultra S tronic

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.984 cm³
Potencia 265 CV entre 5.250 y 6.500 rpm
Par máximo 370 Nm entre 1.600 y 4.500 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague S tronic, 7 velocidades
0-100 km/h 6,1 s
Velocidad máxima 240 km/h
Consumo 8,4 l/100 km
Tracción Integral quattro-ultra
Longitud 4,68 m
Anchura 1,89 m
Altura 1,66 m
Peso en vacío 1.760 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 550 l
Precio base 59.130 euros