Al igual que los últimos modelos de la casa francesa, el nuevo utilitario aporta frescura estética y una elevada dosis de tecnología.

A estas alturas, pocos dudan de que Peugeot se ha convertido, por méritos propios, en una marca 'aspiracional'. Sin duda, los clientes sueñan con adquirir uno de sus modelos para distinguirse del resto, algo que también comienza a suceder con el nuevo 208 2020, cuya prueba de gama nos ha convencido plenamente.

El nuevo utilitario francés aspira a cosechar destacadas cifras de ventas en nuestro mercado e, incluso, ponerle las cosas muy difíciles al SEAT Ibiza. Desde luego, argumentos no le faltan para tan mayúsculo reto y, de hecho, puede presumir de ser uno de los finalistas al premio Coche del Año en Europa 2020. 

Galería: Peugeot 208 2020, prueba de gama

A diferencia del Renault Clio, el Peugeot 208 2020 ha cambiado, de cabo a rabo, su imagen exterior y para reproducir esa revolución estética, los diseñadores han tomado el mejor patrón posible: el atractivo 508. 

Así, el coche presenta 'zarpazos' corporativos en faros y pilotos, y si se adquiere con el acabado deportivo GT Line, el listado de componentes pasionales resulta realmente amplio. Por citar algunos, puedes admirar la banda negra que recorre el portón, el spoiler trasero, las llantas de aleación de 17 pulgadas, la salida de escape cromada (doble, en el caso de la versión PureTech 130)... 

El resultado es un conjunto muy llamativo, con formas afiladas, que expresa juventud, mucha energía y atrae la atención de conductores y viandantes... sin tener que hipotecarte de por vida.

Igualmente revolucionario es el habitáculo, que integra la nueva instrumentación Peugeot i-Cockpit 3D, en posición elevada, capaz de proyectar la información como un holograma, acercándola a la vista del conductor si es importante. Por supuesto, esta tecnología se muestra por primera vez en el segmento B. 

 

A todo esto, hay que añadir el volante de dimensiones compactas, al que te acostumbrarás muy rápidamente, además de una pantalla central, de 10,0 pulgadas como máximo, en posición flotante. Desde ella se gobierna no solo el climatizador automático, sino también los protocolos de conectividad Android Auto y Apple CarPlay, junto con el navegador TomTom Traffic, con información del tráfico en tiempo real.

En el caso de las versiones automáticas, el selector se maneja de forma intuitiva y con mucha soltura, y el conductor se beneficia de unas levas fijas, situadas detrás del volante, ideales para realizar una conducción deportiva. 

Peugeot 208 2020, prueba de gama

En términos prácticos, el Peugeot 208 2020 dispone de cinco plazas y como suele ser habitual en un utilitario, puede dar cabida sin problemas a cuatro adultos de talla media. Por su parte, la capacidad del maletero asciende a 311 litros, una cifra solvente que, como gran cualidad, se mantiene intacta en la versión eléctrica e-208. 

No nos debemos olvidar de que el modelo galo se sustenta sobre la plataforma de última generación CMP, un aliado de primera que ha permitido rebajar el peso del conjunto en 30 kilos, respecto a su antecesor, y mejorar la aerodinámica. 

Peugeot 208 2020, prueba de gama
Peugeot 208 2020, prueba de gama

También vanguardistas son las familias de motores turboalimentados que acoge el 208. En gasolina, los bloques tricilíndricos PureTech, de 1,2 litros, están coronados por la versión de 130 CV, asociada en exclusiva a la transmisión automática con convertidor de par EAT8, de ocho marchas y exquisito manejo. 

Esta mecánica, una de las mejores de tres cilindros del mercado, sube de vueltas con alegría, rinde de manera excepcional y no genera muchas vibraciones en funcionamiento. Además, homologa 5,6 litros cada 100 kilómetros, un registro bastante ajustado. 

Peugeot 208 2020, prueba de gama

Pero Peugeot sabe que el diésel todavía tiene recorrido, más aún si el cliente va a realizar muchos kilómetros diarios o pretende quedarse el coche durante varios años, por lo que ofrece la opción 1.5 BlueHDi, de 100 CV, con caja manual de seis marchas.

Entre las cualidades de este propulsor, sobresalen su buen aislamiento y su amplio rango de utilización, además, por supuesto, de un consumo homologado muy bajo: tan solo 4,2 litros cada 100 kilómetros. 

Y no nos olvidamos del motor eléctrico de 136 CV, que trabaja junto con una batería de 50 kWh, capaz de otorgar 340 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP. Por supuesto, el e-208 disfruta de la etiqueta 0 de la DGT y cumple perfectamente con las necesidades de movilidad diarias más habituales. 

Peugeot 208 2020, prueba de gama
Peugeot 208 2020, prueba de gama

Unos buenos propulsores deben conjuntarse con un chasis a la altura... y así sucede en el Peugeot 208 2020. La suspensión tiene un punto de firmeza muy agradable, con el que el coche se muestra capaz de abordar curvas con mucha soltura, sin que el confort quede comprometido para largos desplazamientos.

En ellos, el aplomo es perfecto, hasta el punto de que parece estar conduciendo un coche de mayor tamaño. Asimismo, la dirección asistida tiene un tacto directo, para facilitar cambios de trayectoria en un visto y no visto. 

Por si fuera poco, el control dinámico de la conducción Drive Mode dispone de los programas Eco, Normal y Sport. De este modo, el conductor puede configurar el vehículo a su antojo, en función de sus gustos y necesidades puntuales. 

Peugeot 208 2020, prueba de gama

Un último punto en el que conviene detenerse es el de las ayudas electrónicas, pues el Peugeot 208 2020 aglutina las más avanzadas del mercado. Tanto es así, que dispone de la función de conducción semiautónoma, conformada por el control de velocidad de crucero con función Stop & Go y el sistema de mantenimiento de carril Lane Position Assist. 

No faltan el asistente de frenada de emergencia automática con detección de peatones y ciclistas, así como los sistemas de control del ángulo muerto y de alerta por cansancio del conductor. Parece que estamos hablando de un SUV o de una berlina de representación, ¿verdad?

Peugeot 208 2020, prueba de gama

En fin, como ya habrás podido comprobar, el Peugeot 208 2020 nace para situarse a la cabeza de su segmento, gracias a un variado compendio de cualidades. Pero lo mejor de todo es que es un coche que se disfruta sobremanera con la vista y también a los mandos, con lo que el cetro puede ser suyo... 

Peugeot 208 GT Line PureTech 130 EAT8

Motor Gasolina, 3 cilindros en línea, turboalimentado, 1.199 cm³
Potencia 130 CV a 5.500 rpm / 230 Nm a 1.750 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par EAT8, 8 velocidades
Velocidad máxima 208 km/h
0-100 km/h 8,7 s
Consumo 5,6 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.165 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 311 l
Precio base 22.100 euros