El fabricante japonés ofrece una amplia gama de vehículos con tracción integral, desde el Ignis hasta el Jimny.

Suzuki puede presumir de una de las gamas de vehículos 4x4 más completas del panorama actual. Gracias al sistema denominado All Grip, una evolución de la tradicional tracción integral, vehículos tan diferentes como el Ignis o el Jimny, ofrecen unas capacidades privilegiadas, alejados del asfalto.

En este sentido, la firma japonesa nos ha permitido conducir todos estos modelos por caminos, pistas y circuitos técnicos 4x4, en un evento organizado en la provincia de Cádiz, en una finca contigua a las instalaciones de Montenmedio, donde se estaba celebrando el concurso hípico Sunshine Tour, uno de los más importantes a nivel internacional y del que es patrocinador principal el fabricante oriental.

Suzuki All Grip, tres versiones de una tracción integral

Gracias a varios circuitos preparados para la ocasión por la organización, constatamos las aptitudes innatas del Jimny para circular por el campo, incluso, por terreno abrupto. Sin duda, además de ser el último modelo que se ha sumado a la familia, incluye la variante All Grip PRO, con reductora.

Gracias a ella, el Jimny puede circular con una facilidad pasmosa por escenarios de escasa adherencia o pendientes de gran desnivel, como puedes apreciar en las imágenes que acompañan a esta prueba.

Suzuki gama Allgrip

El sistema All Grip PRO, con reductora mecánica, puede pasar de un sistema de propulsión 2H (2WD-marcha alta), a uno de tracción integral 4H (4WD-marcha alta) o 4L (4WD-marcha corta), con el simple movimiento de una palanca, detrás del selector del cambio manual, conectada directamente a la caja transfer.

Comparado con el modo 4H, el modo 4L puede transferir más par a las ruedas en marchas bajas para conseguir una mejor tracción en cuestas empinadas y terreno muy roto.

Suzuki gama Allgrip

El siguiente sistema es el denominado All Grip SELECT, que utiliza un diferencial viscoso central, encargado de repartir la potencia entre ambos ejes. Cuando se produce una diferencia de giro entre las ruedas de los dos trenes, el embrague multidisco, bañado en aceite de silicona de alta viscosidad, transfiere el par a las ruedas traseras.

Asimismo, también encontramos otro aliado como el control inteligente predictivo Synergetic Vehicle Dynamics Control, que se anticipa a las posibles pérdidas de adherencia, teniendo en cuenta valores como la superficie de la carretera, la posición del acelerador, el giro de la dirección o la inclinación de la carrocería, por citar los más importantes, para transmitir más par a las ruedas delanteras o traseras, evitando esa pérdida de adherencia o, en último extremo, compensando esa pérdida. 

Modelos como el S-Cross y el Vitara, que también tuvimos ocasión de conducir, nos transmitieron altas dosis de confianza, al circular por pistas embarradas y caminos rotos.

'

Por último, aunque no por ello menos importante, otros vehículos como el Ignis o el Swift apuestan por el sistema All Grip AUTO. Se trata de un sistema 4x4, de acoplamiento viscoso, encargado de gestionar el par motor automáticamente, distribuyendo el necesario a las ruedas traseras, cuando se detectan pérdidas de agarre en el tren delantero.

Suzuki gama Allgrip

Suzuki Jimny 1.5 102 CV ALLGRIP PRO Mode 3

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, atmosférico, 1.462 cm3
Potencia 102 CV a 6.000 rpm / 130 Nm a 4.000 rpm
Caja de cambios Manual, 5 velocidades
Velocidad máxima 145 km/h
0-100 km/h N.D.
Consumo 7,9 l/100 km
Tracción Integral ALLGRIP PRO con reductora
Peso en vacío 1.090 kg
Número de asientos 4
Capacidad del maletero 85-377 l
Precio base 20.820 euros