Ponemos a prueba a este compacto, que presume de ser el coche eléctrico más exitoso del mundo.

La electricidad lleva décadas presente en el alumbrado público, los ordenadores o los trenes de alta velocidad. Sin embargo, en el automóvil no se ha popularizado hasta la aparición del Nissan LEAF en 2010; un compacto que, desde entonces, se ha convertido en el coche eléctrico más vendido del mundo, año tras año.

Ahora llega la segunda generación de este modelo, dispuesta a repetir el éxito de su antecesor, con un motor de 150 CV y una autonomía de 378 kilómetros como principales argumentos. Para comprobar de lo que es capaz, hemos realizado una prueba en vídeo para la sección ¿Qué coche comprar?, en la que te contamos cuáles son sus puntos fuertes y los aspectos a mejorar. 

Nissan LEAF 2018: eléctrico, pero no extraño

De un primer vistazo, es posible identificar a este Nissan como un coche eléctrico gracias a la parrilla frontal carenada, sobre la que se encuentran las tomas de recarga o el distintivo ZERO EMISIONES. En cualquier caso, la carrocería de 4,49 metros de longitud tiene un aspecto más cercano al de un compacto 'tradicional', que el de su antecesor. Además, elementos como las llantas de 17 pulgadas o el pilar C de color negro, que simula un techo flotante, hacen que su imagen sea más atractiva. 

Nissan LEAF 2018, más información:

Espacioso y cómodo en el día a día

En términos generales el Nissan LEAF 2018 es un automóvil agradable para el día a día. De hecho, aunque el volante carece de regulación en altura es sencillo sentirse a gusto al volante y no faltan huecos para depositar pequeños objetos. 

El compacto japonés tampoco defrauda al analizar las plazas traseras, que ofrecen espacio para dos ocupantes de 1,90 metros, o el maletero, que se sitúa por encima de la media de la categoría, gracias a sus 435 litros de capacidad. 

Además, este Nissan ofrece comodidades añadidas como la posibilidad de programar el aire acondicionado desde el smartphone, un navegador que muestra los puntos de recarga o el sistema de conducción autónoma, ProPILOT Park de nivel 2, que es capaz de mantener el coche dentro del carril, haciéndose cargo de la dirección, el acelerador y el freno, entre 30 y 144 km/h al circular por autopista. Y, además, es capaz de estacionar de forma autónoma en línea y en batería de una forma eficaz.

Imbatible en ciudad

Como buen coche eléctrico, el Nissan LEAF 2018 es un automóvil brillante en ciudad. Sin embargo, esta segunda generación ha dado un gran paso adelante en lo que a las prestaciones respecta. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y una velocidad máxima de 144 km/h (autolimitada) es un modelo lo suficientemente rápido y, además, su batería de iones de litio, con 40 KWh de capacidad, ofrece una destacada autonomía de 378 kilómetros. 

Si hemos conseguido despertar tu curiosidad, te recomendamos que no te pierdas el vídeo que ilustra esta noticia, en el que te informamos sobre cuánto cuesta utilizar el LEAF en el día a día, cómo funciona el modo de conducción ePedal, que permite circular sin utilizar el pedal del freno, o cuáles son los tiempos de recarga.