Este todocamino ofrece el tacto deportivo de los turismos de BMW y sorprende gratamente en zonas serpenteantes.

Soy de esas personas que ni estoy enamorado de los SUV, ni tampoco los rechazo de forma irracional, pero el BMW X2 2018 me ha acercado mucho a la primera postura. En esta prueba de la versión turbodiésel xDrive20d Steptronic, con 190 CV, voy a explicar por qué estamos ante un todocamino muy diferente y especial, que carece de rival directo en Audi y Mercedes-Benz. 

Por dimensiones, 4,36 metros de longitud, está enclavado en el corazón de los SUV compactos, al igual que su 'hermano', el X1. Entonces, ¿por qué dos modelos en un mismo segmento? Yo también me hice esa misma pregunta, hasta que he descubierto las cualidades dinámicas del recién llegado. En este punto, se sitúa por delante de cualquier contrincante cercano, como el Audi Q3 o el Mercedes-Benz GLA, en virtud de una puesta a punto firme y de claros tintes deportivos. 

De hecho, a los mandos, el BMW X2 2018 posee un tacto muy cercano al de un Serie 1... y eso que nuestro protagonista renuncia a la propulsión trasera y se decanta por un eje delantero motriz o, como sucede en nuestro caso, por el sistema de tracción total xDrive. ¿Magia? Más bien, un trabajo excepcional por parte de BMW...

 

BMW X2 2018, devorador de curvas

Sí, con este coche sientes las irregularidades del asfalto (o del campo) como si viajaras en un turismo. Lógico, pues con la línea M SPORT X, la suspensión es más firme y reduce 10 milímetros la altura libre al suelo de la carrocería. Bajo mi parecer, no resulta especialmente incómoda, salvo que afrontes un tramo largo con el asfalto muy mal cuidado. 

Mención aparte merece la dirección, tan directa que incluso tienes que superar un corto periodo de adaptación para clavar las trayectorias. Su tacto no puede ser mejor, ya que, además, informa a la perfección del contacto de los neumáticos con el suelo. El complemento perfecto lo pone la transmisión automática con convertidor de par Steptronic, de ocho velocidades, que responde siempre con rapidez y eficacia, incluso en conducción deportiva.

Prueba BMW X2 2018 xDrive20d Steptronic
Prueba BMW X2 2018 xDrive20d Steptronic

Rápido y ahorrador

Después de lo que has leído, a lo mejor estás pensando que el BMW X2 2018 sí se muestra ágil en curvas de radio amplio, pero en las lentas le 'saltan las costuras'. No es así, porque su agilidad le permite afrontar puertos de montaña ratoneros y sacar los colores a muchos turismos, a priori, mejor preparados para esos envites. 

Por supuesto, el motor turbodiésel, de 2,0 litros y 190 CV, también se suma a la fiesta, aportando un rendimiento destacado desde prácticamente el ralentí. Todo, con un cóctel de buenas prestaciones y consumos razonables, por debajo de los 7,0 litros cada 100 kilómetros, que invita a sumar kilómetros y más kilómetros sin desfallecer en el ritmo.

No obstante, si deseas una conducción sosegada y ecológica, te resultará ideal el programa ECO PRO del control dinámico de la conducción Driving Experience Control, que también ofrece los modos Comfort y Sport. Verdaderamente, el coche presenta tres caras diferenciadas, según el elegido. 

Al ser un SUV y disponer de tracción integral, se puede circular con seguridad por caminos y pistas en buen estado, y divertirnos de lo lindo si en ellos nos encontramos con una ligera capa de barro y lodo. 

Prueba BMW X2 2018 xDrive20d Steptronic
Prueba BMW X2 2018 xDrive20d Steptronic

Habitabilidad y maletero ligeramente reducidos

¿Partes no tan positivas? Bueno, quizás debemos mencionar que se reduce ligeramente la habitabilidad en las plazas traseras, frente al X1, en lo que respecta al espacio para la cabeza. No obstante, al no caer tanto el techo como en el X4 y el X6, adultos de talla media pueden viajar detrás sin notar sensación de agobio.

También debemos advertir de que el maletero baja algo de capacidad, quedándose en 470 litros. Pequeños inconvenientes que ni siquiera ensombrecen las múltiples virtudes del BMW X2 2018

Hemos dejado el principal inconveniente del coche para el final: su precio. En el caso de esta variante turbodiésel y automática, el coste se eleva a 42.700 euros, a los que hay que sumar más de 6.200 si el cliente desea la línea M SPORT X. Por supuesto, existe una lista casi interminable de opciones, que completan de manera sobresaliente el SUV... pero que hacen bajar aún más los ahorros. 

Como puedes ver, se puede superar los 50.000 euros en un santiamén, algo solo propio de vehículos Premium como este. Antes de que renuncies a él, déjame decirte que el X2 puede ser tuyo desde 35.050 euros, con un motor turbodiésel, de 150 CV. Si te gustan los SUV y también lucirte en curvas, yo no me lo pensaría...  

Después del equipamiento de fábrica y opcional, dispones de la información más completa del BMW X2 2018. No te la pierdas.   

Prueba BMW X2 2018 xDrive20d Steptronic

Equipamiento de serie: Control dinámico de la conducción Driving Experience Control: programas Sport, Comfort y ECO PRO, controles de estabilidad (DSC) y de frenada en curva (CBC), airbags frontales, laterales delanteros y traseros, y de cortina delanteros y traseros, luces de conducción diurna con tecnología de tipo LED, climatizador automático bizona, sistema de parada y arranque automáticos del motor Auto Start Stop, sensores de alumbrado y lluvia, llantas de aleación de 17 pulgadas, Bluetooth y sistema de sonido con seis altavoces y puerto USB.  

Opciones: Línea M SPORT X (6.250 euros), techo solar panorámico (1.479 euros), volante calefactable (224 euros), cámara trasera de asistencia al aparcamiento (473 euros), red de separación de maletero (224 euros), enganche de remolque (946 euros), asientos delanteros calefactables (390 euros), Head-up Display (828 euros), navegador (desde 1.526 euros), alarma (568 euros), lavafaros (319 euros) y spoiler trasero M (260 euros).  

Otras noticias relacionadas:

BMW X2 xDrive20d Steptronic

Motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.995 cm3
Potencia 190 CV a 4.000 rpm / 400 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par Steptronic, 8 velocidades
0-100 km/h 7,7 s
Velocidad máxima 221 km/h
Consumo 4,7 l/100 km
Tracción Integral xDrive
Peso en vacío 1.600 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 470 l
Precio base 42.700 euros

Galería: Prueba BMW X2 2018 xDrive20d Steptronic