En total, esta colección de coches costaría más de 263 millones de dólares.

Ferrari 250 GT California Spider Competizione (1959): 15.860.532 euros

1959 Ferrari 250 GT LWB California Spider Competizione

Foto: Gooding & Company, por Brian Henniker

El Ferrari 250 GT California es uno de los modelos más preciados de la historia del fabricante italiano. Con una batalla alargada y una historia vinculada a las carreras, siempre ha sido capaz de llamar a atención de todos los que le rodean. Y, en agosto de 2016, este Ferrari fue capaz de atraer a un comprador con casi 16 millones de euros bajo el brazo, en una subasta celebrada por Gooding & Company.

Ferrari 250 GT SWB California Spider (1961): 16.166.383 euros

1961 Ferrari 250 GT California Spider

Foto: Artcurial

Esté increíble cavallino apareció, en 2015, en un granero en Francia, donde permanecía abandonado desde hacía más de 50 años. Artcurial lo subastó en París como un coche original, sin ningún tipo de restauración, ese mismo año, por un precio superior a los 16 millones de euros.

Alfa Romeo 8C 2900 B Lungo Spider (1939): 17.302.400 euros

1939 Alfa Romeo 8C 2900 B Lungo Spider

Foto: Darin Schnabel ©2016, cortesía de RM Sotheby's

Este es el primer coche de la lista que no tiene un logotipo de Ferrari. Aunque, teniendo en cuenta que Enzo Ferrari trabajó en Alfa Romeo hasta 1939... En cualquier caso, el 8C era uno de los coches previos a la Segunda Guerra Mundial más deseados del mundo, por su elegancia y prestaciones. ¿O no te lo parece al observar este ejemplar subastado por RM Sotheby's el año pasado?

Jaguar D-Type (1955): 19.032.639 euros

1955 Jaguar D-Type

Foto: Patrick Ernzen ©2016, cortesía de RM Sotheby's

Este codiciado Jaguar de competición se subastó junto al Alfa Romeo 8C superior... por más de 20 millones de euros. Con el número de chasis XKD 501, se trata de la unidad que obtuvo la victoria en las 24 Horas de Le Mans, en 1956. Equipado con un motor de seis cilindros en línea, de 3,4 litros y 285 CV, era capaz de alcanzar 251 km/h en la recta de Mulsanne

Ferrari 275 GTB/C Speciale (1964): 23.069.865 euros

1964 Ferrari 275 GTB/C Speciale

Foto: Darin Schnabel ©2014, cortesía de RM Sotheby's

El Ferrari 275 GTB/C Speciale es uno de los modelos más exclusivos de la historia de la marca italiana. Tan solo se fabricaron tres unidades de este coche, creadas para homologar su versión de carreras. Además, de un motor V12 y un chasis con componentes de aluminio, se convirtió en el primer Ferrari con suspensión independiente. 

Ferrari 275 GTB/4 S NART Spider (1967): 24.031.110 euros

1967 Ferrari 275 GTB/4 S NART Spider

Foto: Darin Schnabel ©2014, cortesía de RM Sotheby's

Tan solo se fabricaron 10 unidades del Ferrari NART Spider y, aunque ocupa el cuatro lugar de esta lista, todavía tiene la distinción de ser uno de los coches de carretera más caros que se han comercializado en una subasta. En concreto, el precio que ves arriba corresponde a la unidad que condujo Steve McQueen, en la película 'El caso Thomas Crown'.

Ferrari 290 MM (1956): 24.511.732 euros

1956 Ferrari 290 MM

Foto: Tim Scott ©2015, cortesía of RM Sotheby's

Esta unidad, con número de chasis 0626, está impulsada por un motor V12 de gasolina con 320 CV... y se subastó, en diciembre de 2015, por un precio superior a los 24 millones de euros. Una tarifa que no resulta extraña, teniendo en cuenta que es la unidad con la que Juan Manuel Fangio compitió en la Mille Miglia de 1956.

Mercedes-Benz W196 (1954): 25.909.988 euros

1954 Mercedes-Benz W196

Foto: Bonhams

Es el último modelo de la lista que no es un Ferrari y, en el momento de su subasta, el 12 de julio de 2013, se convirtió en el coche más caro del mundo. Este Mercedes-Benz de F1, tuvo una exitosa historia en los años 50 y, en la actualidad, es el único ejemplar que existe en manos de propietario particular. Lo vendió Bonham, en Goodwood, el 12 de julio de 2013.

Ferrari 335 S (1957): 31.206.676 euros

1957 Ferrari 335 S

Foto: Artcurial

Tan solo se fabricarion cuatro unidades del Ferrari 335 S, resultado de actualizar el 315 S, con un motor V12 de 4,1 litros. Oficialmente, es el coche de carreras más caro jamás subastado, con un precio de 31,2 millones de euros.

¿Una curiosidad? Stirling Moss obtuvo la victoria con esta unidad en el Gran Premio de Cuba de 1958.

Ferrari 250 GTO (1962): 33.307.118 euros

1962 Ferrari 250 GTO

Foto: Bonhams

Cuando al martillo de la casa de subastas Bonhams golpeó sobre la mesa, en agosto de 2014, el Ferrari 250 GTO se convirtió, oficialmente, en el coche más caro del mundo, con un precio superior a los 33 millones de euros... y eso, que a principios de los 70, esté clásico apenas costaba 7.000 dólares en el mercado de ocasión.

Esta unidad, en concreto, compitió en el FIA World GTChampionship de 1963 y tuvo dos accidentes graves durante su etapa en los circuitos. 

 

Subastas, más información en Motor1.com:

Forma parte de algo grande