El vídeo muestra los alerones más sofisticados y espectaculares de la marca alemana.

Uno de los componentes que distinguen a los deportivos más selectos es el alerón. En este campo, Porsche puede presumir de algunos realmente espectaculares. Por eso, ha reunido los 5 más salvajes en este vídeo que no te puedes perder, para comentarlo mañana en el trabajo. ¿Cuál será el ganador? Comenzamos el listado...

Porsche Cayman GT4

Porsche Cayman GT4

Posiblemente, estamos ante uno de los mejores modelos de la marca germana de los últimos años. Lo es, no solo por la potencia y las prestaciones que desarrolla, sino también por la manera excelsa en la que el chasis aprovecha todo ese poderío mecánico. Lógicamente, a 295 km/h, se valoran mucho las fuerzas descendentes que se logran con el alerón trasero fijo.  

El motor bóxer de 6 cilindros cubica 3,8 litros y entrega 385 CV. No esperes encontrar la transmisión automática de doble embrague PDK, porque el Cayman GT4 incorpora exclusivamente una caja manual de 6 velocidades. Está claro que los puristas tienen en este modelo un objeto de deseo verdaderamente único...

Porsche 959

Porsche 959

Viajamos atrás en el tiempo, hasta el año 1986, para conocer este deportivo, rival en su época de otro mito, el Ferrari F40. El modelo alemán disponía de un sistema de tracción total, a través de un embrague multidisco. Con él, se podía controlar el empuje generado por el motor bóxer de 6 cilindros, con 2,9 litros y 450 CV.  

El Porsche 959 lograba una velocidad máxima espectacular para la época, 317 km/h, de ahí que fuese tan importante lograr un aplomo perfecto. El alerón, junto a otras soluciones, le permitían pegarse al asfalto cuando se apuraba el régimen del tacómetro.  

Porsche Carrera 911 RS 2.7

Porsche 911 Carrera RS 2.7

Fue conocido como "Cola de Pato", precisamente por su alerón. Este modelo del año 1972, del que solo se fabricaron 1.580 unidades en 16 meses, tenía la gran virtud de ofrecer un dinamismo cercano a un coche de carreras y, a su vez, resultar perfectamente válido para usarlo todos los días.

Presentaba un propulsor bóxer de 6 cilindros, que cubica 2,7 litros y desarrollaba 210 CV a 6.300 rpm. Para aligerar el coche, Porsche redujo el grosor de la chapa de la carrocería y empleó cristales y ventanillas más finos, entre otras soluciones. Seguro que este RS tan especial tiene un enorme valor en el mercado de clásicos.   

Porsche Panamera Turbo

Porsche Panamera Turbo

Uno de los últimos Porsche en llegar al mercado también tiene su hueco en esta lista. La versión tope de gama de la berlina, con un motor de gasolina V8 biturbo, de 4,0 litros y 550 CV, presenta un alerón desplegable, que se eleva automáticamente cuando el coche detecta que es necesario. 

La segunda generación del Panamera Turbo puede alcanzar los 306 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,8 segundos. Cifras increíbles para un coche que ronda las 2 toneladas de peso... pero que es capaz de desafíar a las leyes de la física. 

Porsche 935 "Moby Dick"

Porsche 935

Y el alerón más espectacular es el de este Porsche de competición, con un palmarés envidiable. No en vano, logró más de 150 victorias en todo tipo de campeonatos, incluido el Mundial de Resistencia, entre las décadas de los 70 y los 80. Solo se le resistieron las 24 Horas de Le Mans...

Si te preguntas por el apodo "Moby Dick", tiene su explicación en la forma de la zaga, que recordaba a la cola de una ballena. Ese diseño buscaba optimizar al máximo la aerodinámica del vehículo. En cuanto al motor, presentaba una mecánica bóxer, de 6 cilindros y 3,0 litros, que entregaba 675 CV.

Más listas de Porsche deportivos:

 

Forma parte de algo grande