El Volkswagen Sedric Concept es el mejor exponente de esta tecnología.

Nos gusten o no, los coches autónomos están cerca de comercializarse. Esta circunstancia no es ajena al salón de Ginebra, una de las citas automovilísticas más importantes del año. Por eso, en el certamen suizo, se pueden ver vehículos de este tipo. A continuación, te ofrecemos los 5 que más comentarios han provocado desde su presentación... aunque tres de ellos solo ofrezcan funciones semiautónomas.

Volkswagen Sedric Concept

Volkswagen Sedric Concept

En primer lugar, debe aparecer, por méritos propios, el Volkswagen Sedric Concept. Su gran valía reside en que ofrece el nivel 5, el máximo posible, de conducción autónoma. Es más, carece de volante, pedales y hasta de puesto para el conductor.

En él, los cuatro ocupantes pueden realizar la actividad que deseen durante el trayecto: descansar, leer, trabajar... Mientras tanto, el propio coche muestra datos prácticos del viaje y también animaciones relajantes, en una gran pantalla con tecnología OLED.

Toyota i-Tril Concept  

Toyota i-Tril Concept 2017

Planteado como una solución de movilidad para décadas futuras, el Toyota i-Tril Concept ofrece un práctico modo de conducción autónoma. Así, el conductor puede pasar de estar pendiente del tráfico a atender su agenda laboral o, simplemente, echarse una "cabezadita".   

Al igual que el VW Sedric Concept, el prototipo japonés renuncia a los pedales. No obstante, el conductor puede acelerar y frenar desde el propio volante, que integra un futurista display digital. Por supuesto, el motor es eléctrico y se anuncia una autonomía aproximada de 200 kilómetros.

Volvo XC60 2017

Volvo XC60 2017

De las múltiples tecnologías vanguardistas que presenta el Volvo XC60, hay que detenerse en el sistema de conducción semiautónoma Pilot Assist. Gracias a ella, el coche puede avanzar por sí mismo, gobernando la dirección, el acelerador y el freno. Las dos condiciones necesarias para que funcione de forma óptima son una carretera con marcas viales bien visibles y una velocidad por debajo de 130 km/h.  

Además, el SUV sueco puede realizar una maniobra de esquiva de forma automática, gracias al asistente Oncoming Lane Mitigation. Con él, se evita una colisión frontal, salvando de una situación crítica a los ocupantes del vehículo. 

Nissan Qashqai 2017

Nissan Qashqai 2017

Entre otras mejoras, el restyling de la segunda generación del SUV japonés presenta las soluciones ProPILOT, capaces de mantener el coche en el carril, conservando además la distancia de seguridad con el vehículo precedente, en vías rápidas, como autovías y autopistas. Esta tecnología se puede aplicar durante un atasco y también a velocidades de crucero.

Desde luego, con esta primicia, el Nissan Qashqai 2017 supera a la gran mayoría de rivales generalistas y se pone a la altura de vehículos Premium mucho más costosos.

Lexus LS 500h 2017

Lexus LS 500h 2017

Para terminar este listado, nos detenemos la nueva berlina de lujo japonesa. Tal y como sucede en el Volvo XC60, el Lexus LS 500h 2017 está dotado de un sistema que permite realizar una maniobra de esquiva de forma automática, actuando sobre la dirección.

Esta no es la única ayuda autónoma disponible, ya que, entre otras, recurre al asistente de frenada de emergencia automática con detección de peatones. 

Como habrás podido comprobar, dentro de pocos años, no será chocante ver a un conductor leyendo un libro o descansando, mientras se va desplazando con su coche. Mientras tanto, hasta que los coches autonómos se instalen entre nosotros, seguiremos disfrutando de cada kilómetro a los mandos de nuestros respectivos vehículos. 

Otros coches futuristas en el salón de Ginebra: