Prueba Renault Mégane Sport Tourer 2017, un familiar especial

Los modelos compactos parecen decididos a plantar cara al huracán protagonizado por los todocaminos, dominadores de las ventas de nuestro mercado. Al menos, gracias a la practicidad que aportan las carrocerías familiares con sus enormes maleteros. Aunque no lo sepas, en muchos casos ofrecen un volumen de carga superior al de un SUV (Sport Utility Vehicle) equivalente.  Un buen ejemplo es el Renault Mégane Sport Tourer que anuncia una capacidad de 521 litros, frente a los 472 del Kadjar.

Renault Megane Sport Tourer 2017 prueba

Imagen cuidada


Así las cosas, el modelo francés luce un aspecto moderno, con una estética muy parecida al Mégane de cinco puertas. En el frontal, llaman la atención las ópticas principales, con las luces de conducción diurna dibujando un curioso formato. Sin embargo, la principal diferencia la encontramos en la zaga, donde los pilotos, con diodos luminosos que recorren el portón del maletero, marcan las diferencias más obvias entre ambas carrocerías.

Renault Megane Sport Tourer 2017 prueba
Renault Megane Sport Tourer 2017 prueba
Renault Megane Sport Tourer 2017 prueba

Respecto a las dimensiones, el familiar galo anuncia una longitud de 4,63 metros, por 1,81 de ancho y 1,46 de alto. La distancia entre ejes es de 2,71 metros algo que se traduce en un habitáculo amplio y confortable. El interior alberga cinco plazas y si reclinamos los respaldos posteriores, la capacidad de carga puede crecer hasta los 1.504 litros.

Mecánica superventas

Si pasamos al capítulo mecánico, nuestro protagonista equipa el propulsor turbodiésel Energy dCi 110. Tiene arquitectura de cuatro cilindros, 1.461 cm3 y desarrolla una poten...