Prueba Renault Clio Sport Tourer 2017 Zen Energy dCi 110: aliado fiel

Conoces de sobra el fenómeno SUV que protagoniza, desde hace años, el mundo de la automoción. De hecho, te hemos contado que esta moda ha provocado la desaparición de algunos modelos. También hemos enumerado algunas marcas que resisten a tener un modelo de este tipo en sus gamas. Hoy, volvemos a tocar este tema con motivo de la prueba del Renault Clio Sport Tourer 2017.

El familiar francés, derivado del Clio 'convencional', es uno de los que resiste la fiebre de los todocaminos... algo que, lamentablemente, no pueden decir rivales de su misma especie, como el SEAT Ibiza ST. Frente a los modelos de corte campero, ofrece un maletero muy capaz; tanto, que incluso supera al de vehículos más grandes. En este caso, hablamos del Mégane, cuyo espacio de carga es 61 litros menor que el del nuestro protagonista.

 

Maletero amplio y con soluciones prácticas

Parece, por tanto, una excelente credencial para familias jóvenes, con niños pequeños, que necesitan transportar todos los bártulos de la prole (cochecito, cunas portátiles, bolsas, etcétera). También, para aquellos que disfrutan de su tiempo de ocio, practicando deportes como el ciclismo o el surf, o yendo de acampada.

Concretando en cifras, son 445 litros para la carga. En este espacio, se incluyen un plafón de luz, ganchos y argollas, además de un doble fondo. En el piso inferior, pueden colocarse objetos pocos voluminosos, para poder aprovechar al máximo el espacio disponible.

Hay más virtudes en este punto. Debajo del plano, se ...