Las versiones eléctricas de los tres polivalentes modelos franco-alemanes (incluidos los comerciales), que están de estreno, tienen un mando específico para la transmisión que es diferente al de sus hermanos de combustión y se encuentra en la consola central, flanqueado por el botón P (de aparcamiento) y el del freno motor (B o brake).