Los coches eléctricos de la marca californiana se distinguen por un altísimo nivel tecnológico que se manifiesta en la interfaz de usuario, que ha eliminado y digitalizado prácticamente todos los mandos tradicionales, dejando solo lo esencial, al alcance de la mano. 

Así pues, la palanca para introducir la marcha adelante o la marcha atrás, que está en la columna de dirección como en los Mercedes-Benz, incluye también el mando para activar el control de crucero y la posición de aparcamiento (P).