Hace ya casi veinte años que los coches de la marca de la estrella han trasladado el control de la transmisión automática a la columna del volante, al más puro estilo americano. Teniendo en cuenta que hoy en día la mayoría de los modelos del catálogo tienen una transmisión automática, podemos decir que incluso la caja manual está ya cerca de la extinción.

Esta elección de Mercedes-Benz también ha dado lugar a una segunda peculiaridad: la palanca está en el lado derecho, donde todos los demás fabricantes tienen el mando de los limpiaparabrisas, que en este caso está integrado en la palanca izquierda, junto con los intermitentes.